Bloqueada la tarjeta de crédito de la arruinada Tori Spelling

Tori Spellingmediaset.es

.

Nadie fía a Tori Spelling. A la otrora poderosa hija de uno de los popes de Hollywood ya no le funciona ni la tarjeta de crédito. La protagonista de Sensación de vivir atraviesa apuros económicos. Según desvela E! News, la actriz de 42 años ha sido demandada por American Express por no pagar los 37.981 dólares (34.900 euros) que debe a esta compañía de tarjetas de crédito desde el verano pasado.
Según los documentos judiciales a los que ha tenido acceso el portal de noticias, la estrella televisiva de los 90 trató de hacer un pago por 1.070 dólares (980 euros) el 26 de junio del 2015, que le fue denegado. En la denuncia, la empresa bancaria le reclama la totalidad del saldo adeudado, incluidos los intereses.
La situación financiera de Spelling es pública desde 2013, cuando en sus memorias habló de ello explícitamente: "No es ningún misterio que tengo problemas de dinero. Crecí rica más allá de los sueños de cualquier ser humano. Y cuando he tratado de adoptar un estilo de vida más sencillo.... No puedo dejar de lado mis gustos caros. Incluso cuando mis caprichos no son de lujo, siguen siendo caros. Me mudé de casa para simplificar mi vida, pero perdí casi un millón de dólares (917.700 euros) por el camino", escribía en uno de los fragmentos de la biografía.
Un año después, la situación era similar y en su reality show, True Tori -espacio con el que trataba de salir de la precaria coyuntura-, admitió sentirse "abrumada" . "Me siento responsable de tanta gente... y no puedo hacerlo. La responsabilidad de tener que cuidar de tantas personas financieramente, el miedo es ése", decía en una de las secuencias.
La hija de Aaron Spelling, magnate televisivo fallecido en 2006 cuyo patrimonio estaba valorado en más de 500 millones de dólares (459 millones de euros), fue desheredada junto a su hermano, Randy. Los hermanos recibieron 800.000 dólares cada uno (734.300 euros) y Candy, la esposa del creativo televisivo, el resto del dinero. Asimismo, el único éxito del que puede presumir la actriz es la serie juvenil que produjo su progenitor y en la que tuvo uno de los papeles principales, Donna.
Hasta la fecha no ha vuelto a participar en ninguna producción televisiva destacable, salvo un cameo en Smallville hace seis años, y sus trabajos en la gran pantalla, no más de una docena, han pasado sin pena ni gloria. En 2006 se casó en segundas nupcias con Dean McDermott, con el que ha tenido cuatro hijos, Liam Aaron, Stella Doreen, Hattie Margaret y Finn Davey.