Estados Unidos, país 'libre de celebrities' si gana Donald Trump

Donald Trumpmediaset.es

.

A este paso, Donald Trump puede convertirse en presidente de un país sin celebrities. No han sido pocas las estrellas del cine y la televisión que han advertido de que si el magnate entra en la Casa Blanca, ellas saldrán hacia Canadá. Valga como ejemplo la creadora y protagonista de la serie Girls, Lena Dunham: "Conozco un adorable lugar en Vancouver y desde allá puedo hacer mi trabajo", aseguró. A lo que Trump responde que "le hará un gran servicio al país" si se marcha, lo mismo que ha dicho a otras celebridades, como Woopi Godberg.
Que actores y actrices vayan pidiendo hora para renovar el pasaporte, porque Donald Trump va a ser proclamado candidato del Partido Republicano en la convención que arranca el 18 de julio en Cleveland (Ohio), y ve el Despacho Oval cada vez más cerca.
Desde las colinas de Hollywood le han llamado de todo. Como el cómico Louis C. K, que lo compara con Hitler y que dice que es un "loco radical". "Es un oportunista. Un xenófobo fascista", clamó antes George Clooney.
Si ya es difícil que los artistas se reconozcan como conservadores, la lista se queda infinitamente más corta si lo que se busca es a los amigos de Trump.
Al magnate lo apoyaba Charlie Sheen. "Si me aceptara, sería su vicepresidente de inmediato", amenazó el exprotagonista de Dos hombres y medio. Aunque semanas más tarde rectificó y lo tachó de charlatán, y le acusó de regalarle una chatarra haciéndola pasar por una joya exclusiva.
De su lado están las actrices Kirstie Alley y Fran Drescher (La niñera) –"es muy gracioso, dice cosas que otros temen decir y por eso lo aplaudo",- la hija de John Wayne – "necesitamos a alguien como él, con cualidades de liderazgo, alguien con coraje" -, la rapera Azealia Banks ("creo que es el único que tiene narices para cargarse a las multinacionales") y el jugador de fútbol americano Tom Brady.
Kirstie Alley
La fuerza bruta también la tiene de su lado. Es el caso del luchador y actor Hulk Hogan –"no quiero estar en el ring con cualquier candidato. Quiero que mi compañero de fórmula sea Trump"- o del exboxeador Mike Tyson -"probemos algo nuevo. Que EE. UU. sea dirigido por un hombre de negocios, no importa el color ni la raza"-.
Rompiendo estereotipos, Caitlyn Jenner, el padrastro transgénero de las Kardashian, defiende que "Trump está a favor de los derechos de las mujeres". Y agrega que "también apoya mucho a la comunidad LGBT, los respalda".
Hulk Hogan
Jon Voight, padre de Angelina Jolie, recurrió a un comunicado para anunciar su respaldo a Trump. Define al candidato republicano como un hombre "divertido y travieso, pero por encima de todo, honesto", y "el único" que puede devolver la "prosperidad" al país de las barras y estrellas.
Las razones esgrimidas por el líder del clan de Duck dynasty, Willie Robertson, para votarle no admiten réplica: "Los dos estamos casados con mujeres que son mil veces más guapas que nosotros y los dos somos empresarios de éxito. Por eso me gusta Donald Trump".
El bajista y vocalista de Kiss, Gene Simmons, destaca entre los pocos músicos partidarios del magnate. "Es el animal político más verdadero que jamás he visto", ha declarado a Rolling Stone. "Trump ha dicho algunas cosas crueles, pero no te engañes, habla sin cortapisas y lo que ves es lo que hay. Él no está aquí para ser tu amigo"".
Willie Robertson
Pero no todo Hollywood lo ve así. Entre los que amenazan con expatriarse si finalmente los votantes llevan a Trump hasta el 1.600 de la avenida Pennsylvania de Washington están Rosie O'Donnell, Neve Campbell, Whoopi Goldberg (que luego se retractó, tras las burlas de los hijos de Trump a su anuncio), Jon Stewart, Cher, Miley Cyrus -"Donald Trump es una pesadilla", "voy a vomitar e irme de este país"- o Samuel L. Jackson.
Rosie O'Donnell
Hasta su rival demócrata Kevin Spacey –que interpreta al presidente Frank Underwood en House of cards- le rechaza: "Debemos recordar una importante diferencia: uno de estos personajes es de ficción, mientras que el otro es un personaje de ficción", bromeó.
Spacey House of cards
La comediante Chelsea Handler fue más explícita, y se desnudó en su cuenta de Instagram para hacerle una dedicatoria muy especial al aspirante del partido republicano. La actriz de 41 años, con un tanga negro y los pantalones bajados, escribió en la espalda y en el culo: "Trump es un agujero en el culo".

Sometimes we swim above water and sometimes we swim on the sea floor. I'll meet you wherever you are.

Una foto publicada por Chelsea Handler (@chelseahandler) el