Ariel Winter, sobre su reducción de pecho: "Tanto peso me afectaba psicológicamente"

Ariel Wintermediaset.es

.

"Cuando decidí someterme a la operación no fue debido a los comentarios maliciosos online. No fue porque no me gustara cómo me veía. Tener tanto peso en mi cuerpo me estaba afectando psicológicamente. Me sentía incómoda e infeliz. Elegí la cirugía por cómo me sentía, no por lo que pensaran los demás".
Ariel Winter, Alex Dunphy en Modern family, ha hablado por primera vez en público de la intervención a la que se sometió antes del verano pasado para reducirse el pecho.
De una 32F americana, que en España equivale a una 85H, la actriz, entonces de 17 años, pasó a una 90E. "Era muy doloroso. Tenía muchos problemas de espalda. No podía permanecer recta de pie durante mucho tiempo. El cuello me dolía muchísimo y de hecho tenía algunos problemas de columna", contó entonces a la revista Glamour.
En respuesta a las preguntas de Motto, una nueva web de los editores de Time, Winter, que acaba de alcanzar la mayoría de edad, aclaró que esta decisión no tuvo nada que ver con los comentarios que su aspecto físico generaba en las redes sociales o sobre la presión que existe en Hollywood con la imagen, sino a una cuestión de salud. 
Considera que la decisión fue acertada porque los efectos beneficios se notaron casi desde su salida de quirófano. "Después me sentí automáticamente mucho más feliz y simplemente mejor físicamente. ¡Mi espalda y los hombros no me duelen! Lo primero que quería hacer era ir de compras de ropa porque estaba tan emocionada con ser capaz de encontrar cosas que se ajustaran adecuadamente en lugar de esconderme en un suéter holgado... Eso significa un mundo para mí", puntualizó la joven estrella televisiva.
La compañera de Sofía Vergara en la comedia televisiva, que confesó públicamente hace unas semanas su intención de someterse a una operación similar dentro de unos años, dio la campanada en la alfombra roja de los pasados premios del Sindicato de Actores al apostar por un vestido palabra de honor que dejaba a la vista las cicatrices de su reciente intervención.
"De repente, la gente no quiere hablar de mi trabajo, solo querían comentar el escote de mi vestido en la entrega de premios y al día siguiente todos en Internet me decían qué aspecto debía tener y qué estilismos debía ponerme. La conversación se volvió hacia mi apariencia en vez de a mi talento y el trabajo, todo lo que no quería", afirmó la intérprete.