La BBC despide al presentador de 'Top gear' por pegar a un productor

Jeremy Clarksonmediaset.es

.

La BBC no renovará el contrato de Jeremy Clarkson, el presentador de Top gear, uno de los programas más populares de la caedna pública británica y más conocidos internacionalmente, y en el que tres colegas someten a los coches a pruebas imposibles.
El contrato de Clarkson acababa a final de este mes. Así lo confirmó el director general de la BBC, Tony Hall, quien aclaró que la decisión no se ha tomado "a la ligera" y reconoció que "dividirá opiniones". Aunque añadió que "se cruzó una línea" y no puede "tolerar lo ocurrido en esta ocasión". Tras la retirada del programa, la BBC ha perdido cuatro millones de espectadores en la noche del domingo.
El presentador fue suspendido el 10 de marzo después de pegar a un productor del programa, Oisin Tymon, en un hotel de Yorkshire, en Reino Unido. El origen de la agresión fue, al parecer, que no había comida caliente para el presentador después de un día de rodaje. Tymon no presentó una denuncia formal.
Ante esto, el director de televisión de la BBC, Danny Cohen, sintió que no tenía más remedio que suspender al presentador, a la espera de una investigación. La semana pasada comenzó una investigación interna liderada por Ken MacQuarrie, el director de BBC Escocia.
Según explicó Hall en la presentación del informe de la investigación del incidente, "todos en la BBC deben seguir estándares de decencia y respeto. No puede haber unas reglas para unos y otras para otros, dictadas por el rango, las relaciones públicas o las consideraciones comerciales".
"Siempre he sido un gran fan de su trabajo y de Top gear", declaró el ejecutivo. "Jeremy tiene un gran talento. Dejará la BBC, pero estoy seguro de que continuará entreteniendo, retando y divirtiendo a la audiencia durante muchos años".
Tras su suspensión, más de un millón de personas firmaron la petición para que fuera reincorporado.
Top gear es uno de los programas más conocidos de la cadena, visto en más de 200 países -por más de 350 millones de personas, según la BBC- y en 2012 entró en el libro Guinness de los récords como el programa de no ficción con más audiencia global, con el polémico Clarkson como su gran estrella.
En su columna del diario británico The Sun a principios de este mes, Clarkson se llamó a sí mismo "dinosaurio" y sugirió que su periodo como presentador de Top gear estaba a punto de terminar: "Estas grandes criaturas imponentes no tienen lugar en un mundo que ha cambiado".