El joven Pedro Sánchez, bailarín de 'break dance', "ligón" y "un poco bala"

Pedro Sánchez y Bertín Osborne en 'En la tuya o en la mía'mediaset.es

.

Pedro Sánchez tiene un pasado. "De joven iba en chándal y era un breaker... Bailaba break dance en las plazas de Azca (Madrid)". Y así se ligó a su primera novia a los 14 años, con su técnica infalible: el "palique". Así se lo ha contado el líder del PSOE a Bertín Osborne al visitar su casa para el programa de La 1 En la tuya o en la mía.
El secretario general del Partido Socialista contó que procede de una familia de clase media, en la que su madre comenzó a estudiar la carrera de Derecho cuando tenía 40 años, y que su padre "pidió un crédito para que mi hermano y yo nos fuéramos a Irlanda a aprender inglés". "Soy hijo de clase media y padre de clase media", apuntó.

Sobre su juventud -"he sido ligón. Hasta los 31 (tiene 43) he sido un poco bala", admitió- recordó a su primer amor, Francesca: "Mi primera novia era una italiana. Tenía 14 años. Iba vestido como un breaker", confesó. Un amor fugaz, que dio pie a Osborne para preguntarle a Pedro Sánchez por  su técnica para ligar, a lo que el político respondió: "Yo le daba mucho al palique".
A los 31 años, el político socialista conoció a la que sería la madre de sus dos hijas, Ainhoa y Carlota. "Me enamoré perdidamente", explicó: "Hay una cosa de Begoña (Fernández) que me encanta y es que no se dedica a la política". Y añadió de ésta que es "positiva, constructiva, siempre mira las cosas buenas de la vida. Y ha tenido momentos muy duros".
Pedro Sánchez y Bertín Osborne en 'En la tuya o en la mía'
Pedro Sánchez y Bertín Osborne en 'En la tuya o en la mía'
Fue él quien le pidió matrimonio al año del nacimiento de su primera hija.
En precampaña electoral, Pedro Sánchez confiesa que lo que más le gusta hacer para desconectar del trabajo es dibujar: "Me relaja pintar. Hago caricaturas. Soy bueno".
Pedro Sánchez y Bertín Osborne en 'En la tuya o en la mía'
Pedro Sánchez y Bertín Osborne en 'En la tuya o en la mía'
Metidos en arena política, el secretario general del PSOE -confiado en que ganará el 20D- cree que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, relevará a Mariano Rajoy al frente del Partido Popular y que será la líder de la oposición después de las elecciones del 20 de diciembre.
De Rajoy dijo, como único elogio, que es "un tipo afable en el corto". Además, reveló que le gustaría tomarse unas cervezas con Esperanza Aguirre, alguien que "se lo dice todo ella", en referencia a un comentario que le hizo la dirigente popular acerca de la belleza de sus propias piernas.
Con el objetivo de acercar la política a los ciudadanos, el líder del PSOE ha asegurado que siente envidia de la Casa Blanca y que, si gana las elecciones, le gustaría que los ciudadanos pudieran visitar el palacio de la Moncloa. Una residencia, ha dicho, a la que se trasladaría por cuestiones de seguridad, si bien su mujer piensa continuar en su trabajo actual y sus hijas en el mismo colegio público.