La borrachera de Jonathan Rhys Meyers en las calles de Londres, solo "un bache"

Jonathan Rhys Meyersmediaset.es

.

Los paparazzi lo cazaron hace unos días en las calles de Londres, desastrado, despeinado, y bebiendo chupitos de vodka directamente de la botella, pero solo era "un bache" en su recuperación.
Jonathan Rhys Meyers, protagonista, entre otros éxitos, de la serie Los Tudor o la película de Woody Allen Match point, ha recurrido a las redes sociales para tranquilizar a sus admiradores.
Arrestado en 2007 en el aeropuerto de Dublín por el numerito que montó cuando iba pasado de copas, e ingresado cuatro años después por un intento de suicidio, Rhys Meyers asegura que lo está dejando.
"Mara y yo estamos agradecidos por vuestro apoyo y amabilidad durante este tiempo. Pido disculpas por tener una recaída menor y espero que la gente no piense mal de mí. He dejado de beber inmediatamente y todo esto no tiene nada que ver con (la película) Damascus Cover, ya que no estaba previsto que yo fuera al Festival de Cine de Cannes este año", subrayaba el protagonista de Match point.
Jonathan Rhys Meyers
El intérprete, de 37 años, asegura que ha retomado inmediatamente su trabajo de rehabilitación y se muestra avergonzado por el aspecto que lucía el día de autos.
"Estoy en vías de recuperación y se lo agradezco a mis seguidores. Lo siento por el aspecto desaliñado con el que aparecí en mi regreso a casa junto a unos amigos. Siento que cometí un error y me siento avergonzado, pero esto solo ha sido un bache en mi recuperación. Estoy viviendo una vida sana. Amor y bendiciones. #Rebel #Angel", escribía el también modelo.