La ex Charlie Sheen le acusa de esconder dinero para no pagar la pensión

Charlie Sheen y Brooke Muellermediaset.es

.

Brooke Mueller acusa a su ex marido, Charlie Sheen, de esconder el dinero para no afrontar la manutención de los hijos de ambos. La noticia saltó en el portal de noticias Radar Online, que se hizo eco de las alegaciones de la actriz de 38 años a la demanda interpuesta por su ex pareja hace unos días para reducir la pensión mensual.
Mueller acusa al exprotagonista de Dos hombres y medio de ocultar los datos sobre su estado financiero con el objetivo de reducir la manutención de sus hijos, ordenada por un juez tras la separación del matrimonio en 2011.
El actor de 50 años presentó en la corte los documentos legales para solicitar una reducción de la pensión de 55.000 dólares (48.000 euros) mensuales para Bob y Max el pasado 16 de marzo, alegando que sus ingresos habían disminuido sustancialmente desde que vendió su participación en los beneficios de la comedia de la cadena CBS por 26 millones de dólares (23 millones de euros).
Aunque el tribunal todavía no ha fallado, la estrella televisiva solo ha pagado desde entonces 10.563 dólares (9.300 euros) mensuales. Los abogados de Mueller han presentado una demanda para que haga frente a los 88.000 dólares (78.000 euros) que le debe. En este sentido, la corte emitió una orden de ejecución para poder tener esa cantidad en abril, pero el dinero se encuentra retenido en los juzgados.
"Lo que Sheen no puede decirle a este tribunal es que hasta el año pasado tuvo un flujo de ingresos garantizado por su participación en los beneficios de Dos hombres y medio de 613.421 dólares (542.000 euros) al mes, pero que en octubre de 2015 optó por vender ese flujo de ingresos por 26,75 millones de dólares (23,65 millones de euros)", argumentan los abogados de Mueller en el escrito.
Los letrados van más allá y ponen en duda las cuentas del intérprete. "A pesar de la venta de su participación en la serie por 26,75 millones en una fecha no especificada dentro de los últimos doce meses, él (Charlie Sheen) asegura tener en sus cuentas bancarias solo 2,09 millones de dólares (1,85 millones de euros). Algo no está bien. Mientras llora de pobreza y de falta de ingresos para la manutención de los menores, sigue siendo el propietario de varias mansiones en todo el mundo, vuela en aviones privados, tiene varios empleados a su entera disposición y vive con un estilo de vida muy lujoso. Los hechos simplemente no suman, es evidente que (Sheen) no está siendo claro con el tribunal", subrayan los abogados.
La audiencia de la causa está programada para el 7 de junio.