Ana Duato se siente "muy traicionada" por el abogado del bufete Nummaria

.

La actriz Ana Duato, acusada junto a su compañero de reparto en la serie de TVE Cuéntame Imanol Arias de delitos fiscales cometidos a través del bufete de abogados Nummaria, ha asegurado que se siente "muy traicionada" por el responsable del despacho legal y ha destacado que tiene "la conciencia muy tranquila" porque ha regularizado y tributado las cantidades presuntamente defraudadas a la Hacienda Pública.
Duato ha acudido a primera hora de la mañana del martes 10 de mayo a la Audiencia Nacional junto a su abogado, Enrique Molina, que también representa al exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, en el caso Púnica. Ha recogido el auto en el que el juez Ismael Moreno admite a trámite la querella de la Fiscalía Anticorrupción contra Nummaria y varios de sus clientes, ella y su esposo, el productor Miguel Ángel Bernardeau, entre ellos.
La protagonista de Cuéntame cómo pasó ha pedido a los medios de comunicación "respeto" y "paciencia" para que su situación no se convierta en "un circo mediático" en el que no le gustaría participar. Tras esto, ha asegurado que es cliente "de buena fe" del bufete y ha añadido que tenía plena "confianza" en Fernando Peña que, además de dirigir el despacho es "secretario de la Academia de Televisión e inspector de Hacienda".
Su abogado defensor ha destacado que su cliente desea declarar lo antes posible para evitar el "daño personal" que la causa -a raíz de la operación City- le está ocasionando, al tiempo que ha defendido que "no hay ninguna infracción tributaria ni ningún delito" puesto que dieron todas las explicaciones pertinentes a Hacienda y regularizaron las cantidades reclamadas.
Por su parte, Imanol Arias, que también ha comparecido en el Juzgado para que le fuera notificado el auto del magistrado, no ha querido hacer declaraciones. Le acompañaba su abogada Dolores Márquez de Prado, que representó junto a su marido, Javier Gómez de Liaño, al matrimonio Bárcenas en el caso Gürtel.
La Fiscalía Anticorrupción acusa a los actores Imanol Arias y Ana Duato de defraudar un total de 2,98 millones de euros procedentes principalmente de su participación en la serie televisiva Cuéntame cómo pasó. En concreto, Arias habría ocultado al fisco 2,18 millones entre 2010 y 2014, y Duato no habría tributado 794.389 euros entre 2010 y 2012.
Así figura en la querella que el Ministerio Público ha presentado contra 12 empresas y 34 personas, entre las que se encuentran la hermana del protagonista de la serie Ana Isabel Arias y el marido de la intérprete, el productor Miguel Ángel Bernardeau, que fueron nombrados administradores de sociedades que utilizaron al testaferro costarricense Bernal Zamora Arce, implicado también en la trama Púnica.
En el caso de Imanol Arias, el fiscal afirma que con la estructura Leitmotif Projects AIE ocultó al fisco parte de sus rentas, principalmente procedentes de su participación como protagonista en Cuéntame, en concepto de IRPF: 317.356 euros en 2010, 541.084 euros en 2011, 515.884 en 2012, 317.339 en 2013, y 497.046 en 2014, lo que supone un total de 2.188.712 euros en cinco años.
Según explica, la empresa Rosedale Limited, participada por Aljayma Holding Investments y Landon Corporation y con domicilio en Londres, nunca ha declarado ventas, compras ni trabajadores. "En la escritura de constitución de Leitmotif Projects AIE, de 10 de marzo de 2010, actuó Ana Isabel Arias en representación de Rosedale Limited en virtud de un poder otorgado en su favor el 26 de febrero de ese año por Bernal Zamora y Kingston Management ACX, como directores de la sociedad", añade.
En relación con la actriz Ana Duato, el fiscal sostiene que con la estructura Gaumukh AEIE ocultó a Hacienda parte de las rentas obtenidas en su mayoría de su actuación en la serie protagonizada por los Alcántara. En concreto, defraudó en concepto de IRPF 141.440 euros, 311.370 euros y 341.578 euros en 2010, 2011 y 2012.
La querella destaca la participación de su marido, Miguel Ángel Bernardeau, quien ostenta el cargo de socio (40%) y es administrador de la productora de televisión que produce la serie de TVE, Ganga Producciones.
El fiscal no incluye esta compañía en la operativa, pero sí cree que el matrimonio utilizó Ganga Proyectos S.L. y Bernardeau manifestó ante notario ser el dueño de Gaumuk AEIE, empresa en la que confluyó Nevington Limited, cuyo administrador era el costarricense Bernal Zamora y estaba participada por Dudley International y Hillside Finance.