Edurne "llevaba dos bragas" en Eurovisión

Edurnemediaset.es

.

Edurne abandonó el escenario de Viena, en el que defendió a Televisión Española en la 60ª edición de Eurovisión, creyendo que sacaría mejor nota que el puesto 21º en que acabó el pasado 23 de mayo. Así lo reconoce cuando aún no se ha cumplido un mes desde el festival, mientras presenta su nuevo trabajo, el sexto disco de su carrera, Adrenalina.
El álbum, además del eurovisivo Amanecer -incluida una versión sinfónica-, cuenta con nueve temas inéditos y Soñar, canción de la banda sonora de la película La cenicienta.
En una visita a El hormiguero, de Antena 3, Edurne dijo sentirse "muy contenta" de su experiencia austriaca. "Voy por la calle y la gente se me acerca con cara de tristeza, pero estoy muy contenta por el trabajo hecho". "Ha sido duro", admitió, "pero me quedo con el trabajo bien hecho y una puesta en escena y una propuesta muy buena". "El resto ya no depende de mi", zanjó.
Edurne acabó su actuación pensando en un buen resultado. "Fue un choque de repente, porque salí contenta con la actuación. El público se volvió loco y esperaba buena posición", confesó. "Todo lo que he luchado, trabajado... Pero el premio mayor es sentirme contenta". "Pudieron pasar un millón de cosas y no pasó nada", celebra, tras reconocer que su mayor miedo era que le fallara la voz.
Edurne
Llegado el momento de los points, Edurne pronto tuvo claro que no había mucho que hacer: "Cuando vi que quedaban pocos países, me quité los zapatos y me fui descalza. Me fui al hotel para vivirlo con mis familiares".
Entre los secretos confesables de su paso por Eurovisión, la cantante madrileña contó que "llevaba dos bragas, porque sé lo que suele pasar en directo". Y lo que pasó fue que en una de sus piruetas se abrió el corte de la falta, y quedó al descubierto su ropa interior. "Ha dado mucho que hablar, pero no era mi intención".