Bustamante no quiere ver cómo Paula Echevarría se besa con nadie

Paula Echevarríamediaset.es

.

Paula Echevarría acude a los conciertos de David Bustamante como la primera fan. Pero su marido no quiere verla trabajar. Porque se besa con otros -léase Miguel Ángel SIlvestre, en Velvet (Antena 3)-, tal como ha reconocido la actriz en la presentación del perfume que acaba de lanzar con su nombre.
¿Qué tal ha ido la vuelta al cole, la vuelta al trabajo?
Muy bien. Lo malo de la vuelta al trabajo es que no te acuerdas de que un día tuviste vacaciones; empiezas a saco sin proceso de adaptación y aquí vas ya a tope. Pero me ha venido fenomenal. Fueron dos meses casi y me dio tiempo a disfrutar mucho de la familia y de los amigos, de irme a mi tierra (Asturias) y quedarme una temporada y cargar las pilas a tope para lo que me viene ahora, que hasta enero vamos a estar sin parar.
Ha sorprendido cómo Pilar Punzano ha abierto la caja de Pandora en Cuéntame (La 1). ¿Pasan esas cosas (conflictos, denuncias, enfrentamientos) entre actores?
Yo en mi vida he tenido ningún problema con nadie. Siempre he tenido muy buen trato con todo el mundo y donde estoy ahora estoy fenomenal.
¿Suele ver su serie, Velvet, en familia?
La veo en casa, sola. Soy muy paranoica y me fijo mucho en todo e intento verla como espectadora. Reconozco que soy la fan número uno de Velvet, disfruto haciéndola y viéndola.
¿Echa a David (Bustamante, su esposo) del salón?
No. Pero es que David no la quiere ver. No le gusta la serie, y menos verme besarme con nadie, y yo lo entiendo y me parece maravilloso. Él se va con la niña, que tampoco la puede ver porque no es para ella.
Este verano se vio a Bustamante tapado con una camiseta mientras se bañaba, ¿Ha perdido la forma?
A mí me gusta más así. A mí los metrosexuales no me gustan. Cuando empezó la dieta y adelgazó y se puso tan cuadrado, David lo hizo por él, no por mí. Yo en ningún momento le induje a que lo hiciera. Fue una decisión suya que me parecía muy bien, pero los hombres de pelo en pecho me gustan. Yo cuando conocí a David estaba más rellenito de lo que está ahora.
¿Y cómo le gusta más?
A mí me gusta natural. Ni mucho ni poco, un hombre normal. Y tampoco me gusta que se depile, pero también lo respeto. Es como si mañana dice él: No me gusta que te depiles; cada uno tiene que hacer lo que quiera. Lo principal es estar a gusto contigo mismo y luego intentar agradar a los demás en la medida de lo posible.