"Alessandro Lequio es un marido horroroso, pero como padre es brutal"

Ana Obregón, Alessandro y Álexmediaset.es

.

Álex Lequio ha conseguido algo que parecía imposible. Ha reunido en un mismo lugar a dos de las mujeres más importantes de la vida de su padre, por una buena causa. Su madre, Ana García Obregón, y la esposa de su padre, María Palacios, acudieron a la cena benéfica de la fundación Came Came, que preside el propio Álex, y cuyo fin es la difusión e información de la rehabilitación neurológica.
Como una familia feliz y unida, Álex Lequio posó al lado de sus padres, que demostraron que aunque como pareja la cosa no funcionó, como amigos sí que se entienden a la perfección. La actriz, bióloga y presentadora siempre ha defendido que la relación con el colaborador de El programa de Ana Rosa siempre ha sido buena por el bien de su hijo. Lo mismo ocurre con María Palacios, que lució muy orgullosa su barriguita de embarazada frente al photocall. Demostrando el buen ambiente que se respira en la familia, García Obregón no dudó en hacerle algunas preguntas a Palacios sobre el embarazo, que ella contestó feliz y sonriente.
Los grandes ausentes de la cena fueron Antonia Dell'Atte y su hijo Clemente, primera esposa y primer hijo de Alessandro Lequio, respectivamente. García Obregón, que ahora prepara su propio reality en DKiss, aseguró que la ausencia de la modelo italiana se debía a que ella misma, con los preparativos, se había olvidado de invitarla. Lequio jr. sí que había invitado a su hermano, pero Clemente no pudo asistir porque está trabajando en América.
Ana, ¿qué piensa al ver que su hijo dirige una fundación benéfica con 23 años?
Se me está cayendo la baba. Tengo que encontrar un babero porque la verdad es que estoy muy emocionada. No sé... Que esta iniciativa la haya tenido mi hijo con 23 años, con todo el lío que tiene... Como joven emprendedor y con lo que cuesta en España crear una empresa con los pocos recursos que hay, encima tiene en su cabeza el crear una asociación para ayudar a personas con daños cerebrales.
Él ha contado que todo empezó a raíz del derrame que sufrió su abuela materna hace unos meses...
Claro, yo creo que todo esto ha venido después de lo que le pasó a mi madre el año pasado; aunque ella no lo sabe, no es consciente. A raíz de eso, él se informó y vio que en Madrid, por ejemplo, hay 400 plazas del Gobierno para ayudar a las personas que han sufrido un ictus o un derrame. Son personas que por sí solas no pueden hacer nada y necesitan rehabilitadores y a la familia. Hay 80.000 casos, me parece un tema muy fuerte y él lo vio y dijo que lo quería hacer.
¿Cómo reaccionó?
Emocionada, porque que salga de él esta iniciativa con 23 años, que la mayoría de los niños está pensando en el botellón y en las salidas... Él está todo el día trabajando. Y digo: "Algo bueno habré hecho". Me ha emocionado. Hoy es su día y vamos a ver si conseguimos ayudar a las personas que no pueden costear el gasto.
Ahora sí que ha volado de verdad...
Bueno, no me hables, que lo llevo fatal. Ha volado, pero los fines de semana come en casa. Y también viene a lavar la ropa.
¿Cómo es como suegra?
Yo, la mejor, eso es lo que me dicen. Se lo pasan bomba. Los amigos de mi hijo le dicen: "¡Que venga tu madre!"; pero yo le digo que no soy un payaso... Se lo pasan bien conmigo.
Ana Obregón y su hijo Álex
¿Cómo se encuentra su madre?
Mi madre está muchísimo mejor. Yo estoy muy contenta, ha sido una época durísima para todos y para mí, haciendo teatro y subiéndome al escenario para hacer reír (con Sofocos plus).
Se ha dedicado mucho a cuidarla, ¿no?
Yo me he volcado muchísimo. Cuando estoy en Madrid no salgo. Estoy con ella, cuidándola. No ha existido otra cosa este año que no haya sido el trabajo y mi madre. Como mi hijo ya está tan crecidito...
¿Cómo lo está llevando su padre?
Bien, con mucha fuerza, y mi madre es una luchadora.
Sus padres cumplen 61 años de casados. ¿Le hace esto creer en el amor?
Sí, 61 años que todavía cuando voy a verlos y están viendo la tele cogidos de la mano me emociona y me hace creer en el amor. A pesar de todo, el amor existe y mis padres son un ejemplo de eso. Me imagino que los hijos de muchas personas que llevan muchos años casados también lo creen así. Lo importante es poder decir: "Llevamos 61 años casados".
¿Le da envidia?
Me emociona brutalmente. Verles cogidos de la mano y cómo se miran... Mi padre le dijo a mi madre que se quiere volver a casar con ella.
Supongo que alguna vez se habrá imaginado su boda...
No me la he imaginado en la vida. Además, habla con las sastras de Ana y los siete (2002, La 1), serie en la que me casé dos veces, y que cuando me ponían el vestido de novia me ponía mala. Mi madre estuvo en las bodas y se emocionó y todo.
¿No tiene ganas de buscar el amor?
No hay nada más lejos en este momento. Tengo muchas prioridades. Sobre todo estar con mi madre; ahora estoy grabando un reality (DKiss)... Estoy sin parar, pero en cuanto tengo cuatro horas libres, esas cuatro horas son para mi madre.
Ana Obregón, Alex, Alessandro y María
¿Qué tal la experiencia de grabar su propio reality?
La experiencia está siendo brutal, porque ya llevamos grabando un tiempo. Es mi vida volcada en el trabajo. Hemos grabado la gira, el teatro y las cosas que hago durante el día. Me cuesta porque me entra la risa, porque me pasa de todo.
¿Se va a sorprender la gente?
Yo creo que la gente a estas alturas ya me conoce... Hay famosos de hace cinco años y luego los que estamos aquí de toda la vida.
¿En verano también va a seguir grabando el reality para el canal DKiss?
Sí, además estoy preparando una serie y todo. Este año no tengo vacaciones. El año pasado me quedé sin vacaciones por el teatro y luego pasó lo de mi madre... Pero no me importa.
¿Cuándo se emite?
Tenemos tres meses de grabación.
¿Cómo es su relación con Alessandro Lecquio?
Hay una muy buena relación, porque es un padre maravilloso. Un novio horroroso, un marido horroroso, pero como padre y amigo es brutal.
¿Por qué no ha venido Antonia Dell'Atte?
No me ha dado tiempo a decírselo. Estuve en Ibiza y dije que le iba a avisar pero se me olvidó; si no hubiera venido.
¿Y Clemente Lequio?
Clemente está en América trabajando, le adoro. Es maravilloso. Álex se encargó de avisarlo.
¿Después de verano va a Estados Unidos?
Sí, en septiembre, para el estreno de la película Santiago Apóstol.
¿Ha hablado con Ivonne Reyes sobre la muerte de su hermano?
Claro que sí, eso es muy triste.