Bobby Brown culpa a Nick Gordon de la muerte de Whitney Houston y de su hija

Bobby Brown entrevistamediaset.es

.

Bobby Brown ha vuelto a la primera línea de la actualidad de Estados Unidos con la entrevista que ha concedido a Robin Roberts para la cadena ABC News, con motivo del lanzamiento de su biografía, Every little step: My story. "Pudimos ser mejores. Deberíamos haber sido mejores", dice en un momento de la conversación al abordar la muerte a los 22 años de su hija, Bobbi Kristina (Krissy), en julio de 2015, tras seis meses en coma y después de ser encontrada inconsciente en la bañera de su casa.
Aunque acepta su parte de culpa en el deceso de su hija, el rapero admite que solo hay una persona que sabe qué sucedió la noche del 31 de enero del año pasado: Nick Gordon, quien fuera novio de su hija. "No es un misterio para mí. Lo mismo que le pasó a mi hija es lo que ocurrió con Whitney (Houston, su expareja y madre de la chica). Lo que está claro es que no puede ser una coincidencia que Whitney y mi hija murieran de la misma forma. Solo había una persona presente en los dos accidentes y era él", subraya la estrella musical.
Gordon era el prometido de Bobbi, y fue criado por Houston como si fuera su hijo desde que tenía 12 años. La protagonista de El guardaespaldas falleció en febrero de 2012, tras ser encontrada inconsciente en una bañera de un cuarto de hotel en Beverly Hills (Los Ángeles). Según su acta de defunción, la cantante murió por ahogamiento accidental a causa de su enfermedad cardíaca y del consumo de cocaína.
Bobbi Kristina Brown y Nick Gordon
"Independientemente de lo que piensen todos, hice que los últimos años de Whitney y Krissy en la tierra fueran todo lo felices que pudieran ser. Les di a alguien en quién confiar, para hablar, para estar allí, alguien genuino", añadió el productor musical, al que le fue complicado contener las lágrimas durante la entrevista. "Krissy era y es un ángel. Estoy completamente dormido en este momento. Mi familia tiene que encontrar una manera de vivir con ella en espíritu y honrar su memoria. Nuestra pérdida es inimaginable", afirmó emocionado.
"Hemos manifestado en repetidas ocasiones que Nick Gordon es inocente de cualquier hecho que se le atribuye. Nadie le ha llegado a acusar formalmente de ningún crimen porque no hay indicios de que haya estado involucrado en nada. Ya está bien de rumores sin sentido y de declaraciones que no tienen fundamento", declaró Jose Baez, abogado de Nick Gordon, a la revista People en respuesta a la acusación pública realizada por Brown en televisión.