Jorge Javier Vázquez impulsa el fin del exilio de Miguel de Molina "a lo grande"

Jorge Javier Vázquezmediaset.es

.

Jorge Javier Vázquez debuta como productor teatral con Miguel de Molina al desnudo, obra dedicada a un mito de la copla de "brutal biografía" que resulta muy actual "por su lucha a favor de la libertad y su carácter reivindicativo", como ha explicado el presentador de Sálvame (Telecinco) antes del estreno en el Infanta Isabel de Madrid. La obra está escrita e interpretada por Ángel Ruiz, y ya ha pasado por Málaga y Badalona (Barcelona). "Quienes producen teatro en este país son auténticos héroes", ha denunciado Vázquez.
"Entiendo que al PP no le viene bien que se fomente la cultura y creo que están consiguiendo lo que quieren de una forma muy eficaz", ha afirmado el presentador al ser preguntado sobre su nueva experiencia como productor, un sector en el que, ha asegurado, "se están dejando de hacer obras de teatro y películas" a causa del IVA del 21 % que se aplica al sector.
Vázquez ha añadido que "la cultura nunca debe considerarse un artículo de lujo" y que "no puede ser que la gente tenga que ahorrar para ir al teatro".
Con el impulso de la visibilidad que le da a Vázquez la televisión, la respuesta del público ha sido "maravillosa" en las siete representaciones celebradas en Málaga y Badalona de Miguel de Molina al desnudo, relato en primera persona de la vida de un "artista de verdad" que eligió el exilio antes de ver cortada su carrera, ha explicado hoy Ángel Ruiz.
Nacido en Málaga en 1908, Miguel de Molina saltó a la fama en 1933 tras presentar en el teatro la obra El testamento gitano, y con él actuaron estrellas como Pastora Imperio, Vicente Escudero, Pilar Calvo, Adelita Durán y Antonia Mercé La Argentina.
Su fama llegó a su punto álgido al terminar la Guerra Civil, pero pronto su condición homosexual y de izquierdas fue incrementando la intolerancia hacia su figura; en 1942 fue sacado a golpes del teatro Pavón de Madrid y recibió tal paliza que le dieron por muerto.
"Decidió irse y empezar de cero en México y Argentina, porque en España le prohibieron actuar", ha añadido el autor de la obra, que se ha documentado con información "de primera mano" gracias a la Fundación Miguel de Molina, la autobiografía Botín de guerra y la entrevista que le hizo Carlos Herrera para Canal Sur.
"Ahora Miguel de Molina vuelve a España y lo hace a lo grande", añade Jorge Javier Vázquez.
Durante el espectáculo, Ruiz interpreta -con César Belda al piano- clásicos como Ojos verdes, La bien pagá, Compuesta y sin novio, La rosa del viento o Triniá, coplas que definen también "un momento de la historia de España, cuando tantos exiliados tuvieron que irse a causa de una guerra civil horrible", ha explicado por su parte el director de la obra, Miguel Gallego.
Con este espectáculo, mucha gente joven está "redescubriendo la copla"; así espera aumentar las representaciones en Madrid, limitadas por el momento a los martes, desde el 4 de noviembre hasta el 23 de diciembre.
¿Qué vamos a encontrar en esta obra?
"Un espectáculo en el que las emociones van a estar a flor de piel. Vamos a ver la biografía de un hombre que lo tuvo todo para ser un triunfador. Pero a alguien se le metió entre ceja y ceja y se convirtió en un perdedor", apunta Jorge Javier Vázquez. "Vagó errante por el mundo y que no pudo volver a su país por temor a encontrarse con esa persona que le hizo la vida imposible. Es un espectáculo en el que repasamos la historia de Miguel de Molina, pero no es una antología de la copla. Ángel se transforma en Miguel de Molina, la gente ríe y termina llorando un poquito al ver la vida de este genial artista que reivindicaba las libertades".
¿Fue un hombre adelantado a su época?
"Para mí es un hombre digno de admirar por la valentía que tuvo siempre porque se enfrentaba a toda la gente, hablaba sin tapujos de su condición sexual, y aunque recibía insultos, él se crecía", prosigue el presentador.
Es la primera obra que produce
"Sí. Estamos empezando. Espero el año que viene hacer acopio de valor y dar el salto a las tablas. Lo haría con el director de esta obra. Yo soy el eterno estudiante para hacerlo algún día, llevo estudiando un montón de tiempo", confiesa.
¿Cantaría?
"Sigo dando clases, aunque no sé para qué. Canto en casa y mi chico me mira con cara de 'basta ya", remata con sorna.