Muere Tony Soprano

James Gandolfinimediaset.es

.

El actor estadounidense James Gandolfini, que alcanzó el éxito mundial gracias a su interpretación del mafioso depresivo Tony Soprano, de la serie de HBO Los Soprano, falleció a los 51 años en Italia.
"Tenemos el inmenso dolor de anunciar que nuestro cliente, James Gandolfi, ha muerto hoy mientras se encontraba de vacaciones en Roma", señalaron en un comunicado sus agentes Mark Armstrong y Nancy Sanders.
El actor, que ganó tres premios Emmy y un Globo de Oro por su papel en la serie, falleció de un infarto, según Variety y TMZ.
Gandolfini disfrutaba de unas vacaciones en Italia, y ahora tenía previsto acudir al festival de cine de Taormina, en Sicilia (sur) para participar este fin de semana en una mesa redonda junto al director italiano Gabriele Muccino.
Nacido el 18 de septiembre de 1961 en el seno de una familia italo-estadounidense de Nueva Jersey (noreste), Gandolfini debutó en las tablas de Broadway en 1992 con Un tranvía llamado deseo, donde compartió escenario con Jessica Lange y Alex Baldwin.
Antes, Gandolfini trabajó como conductor de camiones, portero y administrador de club nocturno en Nueva York antes de asistir a una clase de actuación con un amigo y quedar cautivado. "Nunca antes había estado en torno a actores", confesó a la revista Time. "Y me dije, 'esta gente está loca; esto es algo interesante", agregó.
Tras su experiencia en el teatro, Gandolfini, trompetista y saxofonista aficionado, se encaminó al cine.
Su gran oportunidad llegó en 1999, cuando fue elegido para dar vida al principal protagonista de Los Soprano, considerada una de las mejores series de la historia de la televisión estadounidense.
La memorable interpretación de su personaje, un mafioso depresivo y cansado de su vida criminal, le valió premios como un Globo de Oro y tres Emmy, considerados los Oscar de la televisión.
Gandolfini creó a un gánster muy distinto a los vistos previamente en la televisión o las películas de Estados Unidos. Era capaz de matar a sus enemigos con sus propias manos, pero era propenso a los ataques de pánico. Tony amaba a su esposa Carmela, interpretada por Edie Falco, y era un padre cariñoso, pero tenía amoríos extramaritales.
El personaje visitaba regularmente a su terapeuta, interpretada por Lorraine Bracco, para trabajar en sus problemas de ansiedad y en los asuntos pendientes con su madre.
Desde que Los Soprano terminó en su sexta temporada en junio del 2007, Gandolfini había aparecido en varios papeles en el cine, incluida la película de espionaje Zero Dark Thirty y la comedia The Incredible Burt Wonderstone, su último papel, estrenada apenas hace unos meses.
Gandolfini también trabajó como productor de televisión con series como Hemingway & Gellhorn, realizada para HBO, con la participación de Clive Owen y Nicole Kidman.
En el momento de su muerte, Gandolfini estaba inmerso en la preproducción de la miniserie Criminal Justice. HBO ha rehusado dar más detalles y solo ha confirmado que estaba en desarrollo.
"Estamos todos conmocionados y sentimos una profunda pena por la pérdida de un amado miembro de nuestra familia", ha dicho la cadena en un comunicado.
"El era un hombre especial, un gran talento, pero más importante, una persona amable y cariñosa que trató a todos, sin importar su título y posición, con igual respeto", ha agregado.