Se cumple la última voluntad de Clay Adler tras su suicidio

Clay Adler en 'Newport harbor: The real orange county'mediaset.es

.

El trágico final del actor Clay Adler ha dado la vuelta al mundo. Se ha confirmado el suicidio de este joven de 27 años, que protagonizó en 2007 el reality de la cadena MTV Newport harbor: The real Orange County.
La triste noticia adquiere mayores tintes de drama al saber que se quitó la vida delante de sus amigos. El fallecimiento se produjo hace tres semanas en el hospital, después de que el intérprete y un grupo de amigos viajaran al desierto para realizar prácticas de tiro. En un momento de la actividad cogió su arma, apuntó a su cabeza y se disparó.
"Nuestras fuentes confirman la ausencia de drogas o alcohol en su cuerpo, pero Clay había luchado contra enfermedades mentales en el pasado", señaló TMZ.
Sus padres desconocían que su hijo estuviera atravesando delicados momentos personales. "No había señales reales. Mi hijo llevaba limpio desde hacía años", señaló el padre, al que avalan los resultados de los análisis que descartaron restos de cualquier sustancia en su organismo.
Destrozados por el fatal desenlace, los progenitores decidieron cumplir las últimas voluntades de su hijo y donaron sus órganos. "Ya ha salvado cuatro o cinco vidas. Cuando se sacó el carné de conducir, pidió que sus órganos fueran donados", añadió.
"Estuvimos con él cada minuto de cada día mientras estaba allí (en el hospital). Lo mantuvieron vivo un poco más para poder hacer las donaciones", afirmó el padre del joven.
Asimismo, comentó que varias personas se habían puesto en contacto con ellos increíblemente agradecidos porque con este gesto habrá muchas personas que podrán seguir viviendo.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.