Las hermanas Olsen se enteran por la prensa del 'spin-off' de 'Padres forzosos'

Mary-Kate y Ashley Olsenmediaset.es

.

Netflix confirmó esta semana que la sitcom de los 90 Padres forzosos resucitará en un spin-off con los protagonistas de la serie original. Pero dos de las estrellas del reparto, las mediáticas gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen, han conocido la noticia el mismo día que el resto de los mortales.
En una entrevista para Women's wear daily, las hermanas Olsen -que en la comedia encarnaban al mismo personaje, la pequeña y encantadora Michelle- han afirmado que nadie les había dicho nada de este proyecto, que tendrá como título Fuller house.
"Nosotras nos acabamos de enterar hoy", reconoció Mary-Kate, antes de señalar: "Creo que vamos a hablar con los creadores y veremos qué pasa".
Por su parte, su hermana Ashley ha explicado que estuvo recientemente con Bob Saget (su padre, Danny Tanner), pero "no hablamos de esto. Tampoco nos lo comentó John Stamos (Jesse Katspolis) que está produciendo la ficción y que planea formar parte del reparto".
Las desconcertadas hermanas Olsen van a ponerse en contacto con los responsables de la nueva ficción para averiguar si la tercera de las hijas de Padres forzosos, Michelle Tanner, estará en el spin-off, al igual que sus hermanas. "Voy a llamar a Saget para ver su perspectiva", ha afirmado Ashley.
Fuller house narrará la vida de la hija mayor de Danny Tanner y de su mejor amiga, Kimmy.
Mary-Kate y Ashley Olsen
Así, el spin-off llegará a Netflix en 2016 con D.J. Tanner (Candance Cameron) ejerciendo como veterinaria, embarazada, recientemente viuda y viviendo en San Francisco. Stephanie (Jodie Sweetin) es una aspirante a músico, y Kimmy (Andrea Barber), una madre soltera que hará todo lo posible por ayudar a su amiga a criar a sus dos hijos y al que viene en camino.
Además, también está confirmada la presencia, en algunos de los 13 episodios que tendrá este proyecto, de John Stamos como el tío Jesse, y falta por conocer si algún otro miembro del reparto original se suma al proyecto de Netflix.
Padres forzosos se estrenó en 1987 y concluyó en 1995, tras ocho temporadas y casi 200 episodios. La sitcom se centra en el viudo Danny Tanner (Bob Saget), quien tras la muerte de su esposa se reúne con su mejor amigo Joey Gladston (Dave Coulier) y su cuñado Jesse Katspolis (John Stamos) para que le ayuden a criar a sus tres hijas: D.J. (Candace Cameron), Stephanie (Jodie Sweetin), y Michelle (encarnada por las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen).