Joe Jonas: algunas drogas y nada de sexo como 'chico Disney'

Joe Jonas desmonta a Disneymediaset.es

.

Cuando se nombra a los Jonas Brothers, todo el mundo recuerda aquel trío de hermanos formando por Kevin, Joe y Nick que se hizo famoso gracias a Disney. Tres chicos que toda madre querría para sus hijas, correctos, educados, y que lucían aquel controvertido anillo de castidad. Sin embargo, no todo fue tan idílico. Al menos si se atiende a las palabras de Joe, el mediano de los Jonas, protagonista de la entrevista que publicaba esta semana Vulture. Una autobiografía exprés que no ha dejado a nadie indiferente.
"Quería escuchar punk-rock; no ir a misa", comienza Joe, hijo de un pastor de Nueva Jersey que ya desde niño estaba "acostumbrado a que la gente se fijara en mí". Joe afirma: "Mis padres querían que fuera ese niño modelo que yo no siempre quería ser", ya que lo que de verdad le gustaba era "ir a conciertos de punk rock en pequeñas salas". De hecho, Joe se desmarca de ese papel religioso afirmando que "creo en Dios, pero no soy religioso".
El inicio de los hermanos en la música no fue nada fácil. "Comenzamos con el nombre de J3, y lo odiábamos", rememora el mediano de los hermanos. "Durante años viajamos con una furgoneta de ciudad en ciudad, y tocábamos en cualquier sala que nos quisiera", señala Joe. Eso les llevó a actuar en escuelas, iglesas o incluso bar mitzvahs, actuaciones en las que "a veces nos insultaban, nos hacían la peineta y nos arrojaban botellas de agua".
"Todo cambió con Disney", resume Joe. "Son los mejores creando fama", asegura, y en el caso de los Jonas Brothers fue gracias a Miley Cyrus como explotaron a nivel mundial. "Ella ya tenía su serie, Hannah Montana, y tuvimos un cameo como su grupo favorito", una actuación de la que partió la idea de darles su propia serie, Jonas, una sitcom en la que interpretaban el papel de Kevin, Joe y Nick Lucas, miembros de una banda ya conocida, y narraban sus peripecias del día a día.
"Nuestra serie terminó teniendo un extraño humor que sólo haría reír a un niño de 10 años", se queja Joe, quien señala que incluso "quitaron la escena de un beso de Nick". Un cambio que supuso para Joe "afeitarme cada día porque querían que pareciera que tenía 16 años, cuando en realidad tenía 20". De hecho, tal y como recuerda Joe, a los 20 fue la edad en la que dejó la serie y aprovechó para "raparme y dejarme toda la barba que pude".
Los Jonas Brothers formaban ya parte de la compañía Disney cuando, en el año 2007, la casa fue sacudida desde los cimientos con la publicación de unas fotografías de Vanessa Hudgens (protagonista de High School Musical) desnuda. "Desde las oficinas nos dijeron que estaban orgullosos de que no cometiéramos los mismos errores, lo que nos trasladó la sensación de que nunca podríamos meter la pata", cuenta Joe. "No queríamos decepcionar a nadie, ni a nuestros padres ni a nuestros fans, así que pusimos una responsabilidad sobre nuestros hombros que ningún adolescente debe soportar".
Entre las lecciones aprendidas en Disney, Joe destaca cómo "nos enseñaron a hacernos los tontos frente a los medios de comunicación", algo que el hermano asegura "odiaba". Un entrenamiento en el que figuraba "cambiar de tema cada vez que te preguntaran algo incómodo, tenías que decir cosas como: 'Oh, ¡eso me recuerda a mi perro! y contar una historia sobre tu perro".
"Disney nos hizo más famosos de lo que creíamos que podríamos ser", cuenta Joe, para quien lidiar con las fans fue una de las partes más duras de su época como Jonas Brother.
"Durante los conciertos, había veces en las que teníamos que pedir a los asistentes que no gritasen tanto, que se calmasen y disfrutasen del momento", recuerda. De hecho, uno de sus peores momentos fue en España, donde se sintió como en un "apocalipsis zombie" cuando 100.000 personas aparecieron durante un encuentro con los fans, que terminó en una persecución por el centro comercial.
Otro de los momentos que Joe destapó durante la entrevista fue cuando, en América del Sur, encontró a la hija de un trabajador del hotel dentro de su habitación. "No sé que esperaban que pasase, pero simplemente seguridad le mostró la salida", recuerda, añadiendo que "éramos niños trabajando con Disney, así que encontrar a una chica dentro de nuestra habitación no nos parecía una 'invitación abierta".
Joe Jonas no ha querido dejar escapar la ocasión de hablar sobre su promesa de castidad, personificada en los anillos que lucían los tres hermanos. "Hicimos la promesa cuando éramos muy jóvenes, yo creo que tenía 10 u 11 años", recuerda, "y el tema acabó dominando todas las noticias sobre los Jonas Brothers".
"Por nuestra edad, por Disney y por esos anillos, había muchas cosas de nuestra carrera que debían ser edulcoradas", afirma Joe, "si la letra de una canción tenía algún componente sexual debíamos cambiarlo".
Según cuenta Joe, los hermanos decidieron quitarse los anillos unos años más tarde. De hecho, el hermano mediano de los Jonas compartió su lado más íntimo en Vulture, confesando que "perdí mi virginidad a los 20 años" y que se siente "muy orgulloso de haber esperado a la persona adecuada".
"Una relación que significó mucho para los fans fue la que mantuve con Demi Lovato", recuerda. Demi y Joe interpretaron a una pareja en la película de Camp Rock, emitida por Disney Channel, y salieron juntos durante un mes. "Realmente la conocía muy bien, y tuve que ver todas sus idas y venidas con las drogas", señala.
Joe afirma que "sentía la necesidad de cuidar de ella", pero que al mismo tiempo "estaba viviendo una mentira porque no estaba contento y ella necesitaba ayuda", algo que "no podía expresar porque tenía una marca que proteger".
De hecho, Joe Jonas hizo una de las declaraciones más controvertidas al hablar de Demi, cuando aseguró que "la primera vez que fumé hierba estaba con Demi y Miley Cyrus", cuando tenía unos 17 o 18 años, algo sorprendente porque las dos actrices son más pequeñas que el cantante. "Ellas me empujaron, no paraban de decirme, '¡pruébalo!".
Sin duda, Joe Jonas se ha quedado muy tranquilo abriendo la caja de Pandora y contando sus secretos más oscuros de la época en la que los Jonas Brothers ocupaban ese lugar en la música adolescente que hoy es territorio de Justin Bieber.