Jude Law, elegido 'The young Pope' sin la bendición del Vaticano

The young Pope Jude Lawmediaset.es

.

El actor Jude Law encarna los rincones "oscuros e iluminados" de un joven papa en la serie The young Pope, serie dirigida por el oscarizado Paolo Sorrentino con la que HBO desembarcará en España en noviembre con marca propia, y con un reparto que se completa con actores como Diane Keaton y Javier Cámara, entre otros.
En esta serie, Law da vida a Lenny Belardo (Pío XIII), el primer papa estadounidense de la historia y, según ha explicado Sorrentino en su presentación en Madrid, trata de llevar a cabo una "revolución" en la que utiliza "el misterio como un elemento de atracción" y se niega al mundo para "estimular la atracción de la Iglesia".
El director ha señalado que, aunque al principio intentaron "ingenuamente" contar con la colaboración del Vaticano, pronto se dieron cuenta de su "maravillosa actitud de disponibilidad fingida" y tuvieron que entender solos que "nada era posible" y "reconstruir las localizaciones en otro lugar".
Preguntado acerca de la reacción que tendría el papa Francisco si viera esta serie, el director de La gran belleza cree que tiene "cosas más serias" que hacer, pero, si pudiera verla, "podría apreciar el esfuerzo de haber hecho un trabajo honesto y riguroso sobre la vida del clero con sus luces y sus sombras".
En cuanto a la postura de la Iglesia ante los temas más controvertidos, a los que se hace alusión al principio de esta serie, Sorrentino no cree que la Iglesia tenga que "uniformarse con el pensamiento progresista imperante", porque "sería peligroso", y aplaude por ello porque "juega bien el equilibrio de contrapesos".
Jude Law ha confesado que tuvo ciertos problemas para encontrar la inspiración y poder interpretar a un papa, por lo que decidió concentrar sus esfuerzos en el objetivo de interpretar a la persona que hay detrás. "Es una pieza que tiene mucho que ver con los seres humanos. Las grandes figuras de la Iglesia son personas antes de nada", ha indicado el actor, cuyo personaje desarrolla temas como la fe, el abandono, la amistad y la traición.
El actor británico ha confesado que el reto de interpretar este personaje ha sido "no revelar demasiado pronto", porque es "muy reflexivo" y es "difícil mantener esa actitud durante tanto tiempo", a lo que se suma el hecho de que no está acostumbrado a dar vida a un papel "de seis horas", según ha subrayado.
Law ha destacado que se ha tratado de una "experiencia única" porque "todas las referencias, capas y complejidades del personaje estaban sobre el papel", incluso el tabaquismo, y su misión ha consistido únicamente en "aportar la carne y el hueso".
Por su parte, Javier Cámara ha pedido "paciencia" a la prensa, puesto que en los capítulos que se han visto de la serie, su personaje no ha tomado forma aún, y ha destacado que se trata de una "película increíble de diez horas". Asimismo, ha comparado el trabajo de Sorrentino con un personaje de su película La gran belleza: "Hay un personaje que tiene las llaves de la ciudad. Siempre he pensado que esa persona es Paolo".
Respecto al trabajo con Jude Law, ha indicado que se trata del actor más profesional con el que ha trabajado nunca, alguien "muy disciplinado", que ha encarnado "muchas complicaciones" y que se sobrepone a "una maquinaria poética, misteriosa y estética". "Ha sido una lección diaria de observación", ha destacado.