La odisea de Lidia Torrent y Matías Roure para huir del huracán Irma

Matías, Lidia y Carlos Lozano, 'First Dates', Cuatromediaset.es

.

Alba Carrillo no es la única famosa a la que el huracán Irma ha aguado las vacaciones. Lidia Torrent y Matías Roure han vivido su particular aventura.
Los camareros de First dates disfrutaban de unas románticas vacaciones en Cuba cuando fueron sorprendidos por el huracán. Según desvela Lidia Torrent en su cuenta de Instagram, el descanso ha acabado convertido en un calvario por culpa de la incertidumbre y el nefasto trabajo de las compañías aéreas, que no colaboraban en que su regreso a España fuese lo más fácil posible.
Eso sí, esta complicada experiencia también ha tenido una lectura positiva para la hija de Elsa Anka, que ha agradecido públicamente el apoyo que ha recibido durante estos días de su novio, el argentino Matías Roure.
"Gracias por haber sido incansablemente fuerte, por haber matado juntos la impotencia a abrazos, por lidiar con malas noticias día sí y día también, por nunca habernos sentido desafortunados y seguir pensando que la suerte está de nuestro lado", le confiesa públicamente la joven a su novio.
Aunque ha reconocido que no son los más afectados por el fenómeno meteorológico, la camarera del dating-show de Cuatro ha narrado su experiencia después de ser evacuados del hotel donde disfrutaban de sus vacaciones: "No somos ni los más damnificados ni los más perjudicados pero sí hemos vivido en primera persona cómo las compañías aéreas se han lavado las manos, no te dan información y no velan por ti. Les da igual por lo que estés pasando porque ellos están en sus casas, y seguro, muy a gusto. Hemos cruzado con personas maravillosas que nos han ayudado tanto como han podido y con otras personas/situaciones desagradables en las que han intentado aprovecharse de la necesidad por la que estabas pasando. El teléfono de emergencia de la Embajada Española sólo me cantaba números de la aerolínea para que me pusiera en contacto con ellos. Aquí en Cuba una hora de wifi cuesta 1,50 euros. Y las llamadas te las cobran por minuto. Teníamos muy poco efectivo y como el sistema eléctrico no funcionaba no podíamos utilizar las tarjetas de crédito", denuncia la camarera.
La pareja ha podido solucionar sus problemas y encontrar la solución para salir del país, y muy pronto estarán de regreso a España: "Escribo ahora desde el alivio porque volamos hoy a Moscú para después volar a Madrid. Será más de un día de aviones pero sólo queremos salir ya de aquí. Todo un aprendizaje estar viviendo esta experiencia", añade.

Gracias por haber sido incansablemente fuerte, por haber matado juntos la impotencia a abrazos, por lidiar con malas noticias día sí y día también, por nunca habernos sentido desafortunados y seguir pensando que la suerte está de nuestro lado. No somos ni los más damnificados ni los más perjudicados pero sí hemos vivido en primera persona cómo las compañías aéreas (Iberia @iberia y Evelop @evelopair ) se han lavado las manos, no te dan información y no velan por ti. Les da igual por lo que estés pasando porque ellos están en sus casas, y seguro, muy a gusto. Hemos cruzado con personas maravillosas que nos han ayudado tanto como han podido y con otras personas/situaciones desagradables en las que han intentado aprovecharse de la necesidad por la que estabas pasando. El teléfono de emergencia de la Embajada Española sólo me cantaba números de la aerolínea para que me pusiera en contacto con ellos. Aquí en Cuba 1 hora de wifi cuesta 1.50€. Y las llamadas te las cobran por minuto. Teníamos muy poco efectivo y como el sistema eléctrico no funcionaba no podíamos utilizar las tarjetas de crédito. Escribo ahora desde el alivio porque volamos hoy a Moscú para después volar a Madrid. Será más de un día de aviones pero sólo queremos salir ya de aquí. Todo un aprendizaje estar viviendo esta experiencia. Y gracias de corazón a todas las personas que se han molestado en escribirme, no lo olvidaré nunca.❤️

Una publicación compartida de Lidia Torrent Anca (@lidiatorrentanca) el