Lydia Bosch desmiente que se haya retocado la cara: es "una gripe A"

Lydia Bosch protagoniza 'La verdad'.Lydia Bosch protagoniza 'La verdad'.

La protagonista de la serie de Telecinco 'La verdad' y 'Médico de familia' responde en las redes sociales a 'El País' y a otros medios, que especulan sobre unas supuestas operaciones estéticas a las que se habría sometido la actriz: "Hasta han llamado a una doctora a ver lo que me he hecho. Llamadme a mí y preguntad!!!".

Lydia Bosch ha respondido en su cuenta de Instagram a los medios que aseguran que ha pasado por el quirófano. "Mucha gente me habla de mi eterna sonrisa...! no me queda otra sobre todo cuando leo ciertas cosas! Al parecer, pasar por una gripe A durante más de una semana por la que he perdido 4 kilos es suficiente para que algunos medios serios (en referencia a El País) titulen: 'La nueva cara de Lydia Bosch'. En fin, lo que hay que ver...", publicaba la actriz en sus redes sociales.
"Hasta han llamado a una doctora a ver lo que me he hecho. Llamadme a mí y preguntad!!! En fin, salud para todos es lo más importante y a disfrutar de La verdad en Telecinco, que ya sí que sí está a punto de caramelo.... besos a todos, que me voy a comer a ver si recupero peso pronto!!", finaliza la actriz de 54 años.
Según El País, Lydia Bosch "se ha dejado ver con unos pómulos muy marcados y tersos lo que a juicio de los especialistas supone que se ha sometido a relleno facial, algo que sorprende ya que en el pasado ella misma descartó técnicas similares", apunta el periódico.
"No me quedaría bien el bótox porque soy muy expresiva", recuerda el diario que dijo la actriz de Médico de familia en 2008.
En La verdad, Lydia Bosch es Lidia McMahón, la hija del banquero más importante del país y la madre de Paula. Destinada a heredar el imperio financiero de su padre, la trágica desaparición de su hija truncó todas sus expectativas. Con la reaparición de su hija recuperará la fortaleza que un día tuvo y se sentirá preparada para asumir todos los retos futuros, sobre todo el de reincorporar a su hija a una familia de la que ha estado ausente nueve años.