Màxim Huerta reaparece tras el "desastre" de las fotos en la playa

Portada Máxim Huertamediaset.es

.

Entre la ironía y la amargura, Màxim Huerta escribe una semana después de que la portada de ¡Qué me dices! dejara al descubierto su nueva figura, tras pillarle en bañador en unas vacaciones en Formentera.

El presentador de televisión insinúa que se ha puesto a dieta, tras coger unos kilos "sin que me diera cuenta", asegura en su blog en el diario 20 Minutos, en un post titulado La ridícula catástrofe de unos kilos de más.

"Digamos que yo estaba tan feliz, que recorría mundo y me ponía morado en los buffets de los hoteles, que compraba chocolatinas y que me comía las patatas del minibar", confiesa.

Hasta que el periodista descubrió en el quiosco junto a su casa la "catástrofe", según la define.

"La portada de las revistas del colorín anunciaban mis kilos de más con adjetivos que no se los desearía a mi mejor enemiga. Os entiendo, mujeres. La humillación tiene forma de periodista anónimo que pone bromitas sobre el peso y la forma física", añade.

"Lo peor de todo es que en esa revista no decían nada de mi sonrisa: se me veía feliz. Feliz", concluye Huerta, que dice haber renunciado a los excesos alimenticios.

En su número 1009, ¡Qué me dices! le da un "sube" a Màxim Huerta "por tomarse con muy buen humor su aparición en la portada de nuestro número anterior. 'Sabía que tanto crepe me pasaría factura', escribió en su cuenta de Twitter", dice la revista.