Los representantes de Julianna Margulies reclaman su porcentaje

Julianna Margulies, The good wifemediaset.es

.

La protagonista de The good wife, Julianna Margulies, ha sido demandada por sus representantes por un montante que ronda 420.000 dólares (unos 342.000 euros) en concepto de comisiones. Si la demanda continúa adelante y Margulies es condenada, podría seguir pagándoles el 10% de las ganancias en todos los trabajos (en cine, televisión y publicidad) que consiguió gracias a su representación.
La demanda contra la actriz estadounidense fue presentada en los Juzgados superiores de los Ángeles el lunes 9 de julio por la compañía Toast Producciones, cuyos principales representantes son Steve Dontanville, y el agente de la agencia ICM Frank Frattaroli. Dontanville se convirtió en el manager personal de Margulies durante el año 2009, poco después de que la actriz apareciera en la serie de televisión Canterbury law.
Su acuerdo con Margulies estipulaba que la actriz le pagaría el 10% de todo lo que ganara en los proyectos televisivos que iniciase durante su colaboración. A cambio, ellos se asegurarían de guiarla en su carrera profesional.
En ICM, "Dontanville cuidadosamente convirtió a Margulies de una promesa emergente que acaba de comenzar a una estrella reconocida de la televisión que ganaría millones de dólares en todos sus proyectos". En febrero de 2009, Margulies envió un email a sus nuevos managers que decía textualmente: "No puedo explicar la emoción que siento de estar en buenas manos de nuevo."
Guiada por los consejos y seguimiento de sus managers, Margulies aceptó el proyecto de televisión de The good wife. Una producción que llegó a ser la serie de televisión más vista de 2009.
Además, su papel protagonista en la serie televisiva le llevó a conseguir un Globo de Oro, dos premios SAG, y un Emmy. Lo primero que hizo al recibir el premio, fue dar gracias a sus representantes por toda la dedicación y apoyo que había recibido.
Dontanville y Frattaroli también fueron los responsables de que Margulies terminara firmando el contrato con la marca de cosméticos L'Oreal. Un contrato extremadamente lucrativo para la actriz y con una duración estable de varios años anunciando la firma. El agente William Morris Endeavor, y el ejecutivo de marketing de L'Oreal felicitaron a sus representantes por lograr que el acuerdo se alcanzase.
A principios del verano de 2010, Margulies empezó a buscar maneras de reducirles su sueldo. También intentó cambiar el acuerdo con su abogado, que se llevaba el 5% de sus ganancias.
En abril de 2011, Margulies terminó definitivamente su acuerdo con Dontanville y Frattaroli. En la demanda, ambos representantes critican que Margulies terminara con su labor de forma contraria a lo que habían pactado en los términos del contrato.
"Ella injustamente y de forma inexplicable dejó de pagar su parte del acuerdo, sobre lo que ganara gracias a nuestro asesoramiento", señala el escrito que espera que la actriz actúe de acuerdo a "las costumbres y prácticas en la industria del entretenimiento" que incluyen los pagos por todos los trabajos logrados durante el período en que la agencia representó a Margulies.