Cristina Pedroche: "Si soy una ballena, soy una ballena sexy"

Cristina Pedrochemediaset.es

.

Cristina Pedroche se ha quitado los vaqueros y las deportivas con los que dice sentirse más a gusto y se ha enfundado un traje de Emporio Armani para su primer posado para ¡Hola!. El día en que el programa en el que colabora, Zapeando, cumple 300 programas en la sobremesa de La Sexta, Pedroche sale al paso de las críticas que ha recibido -su modelo para dar las Campanadas, su peso...- y declara su amor por el cocinero David Muñoz, reconocido con tres estrellas Michelín por su trabajo al frente del restaurante madrileño Diverxo.
Sobre su constitución física, Pedroche se toma con humor los dardos que le enviaron "veinte" a través de Twitter, convirtiendo en tendencia la etiqueta#laballenadevallecas. "Si soy una ballena, soy una ballena sexy", replica. "Yo no tengo muslo, tengo cuádriceps y femoral. Es acero para los barcos", ironiza.
Y como prueba de lo poco que le importan esos comentarios, asegura: "Me siento sexy hasta con el chándal para ir a correr".
"Tengo la impresión de que llamo tanto la atención que intento pasar más desapercibida con la moda", declara, como confesión de su desapego por las tendencias.
Aunque desapercibida no es como pasó en Fin de Año, cuando apareció dando las Campanadas en La Sexta con un vestido prácticamente transparente. "Cuando lo vi me enamoré. Yo lo elegí. Lo tengo guardado en casa y me lo volveré a poner", advierte.
Por último, Cristina Pedroche declara su amor por David Muñoz: "Ahora me siento completa". "Llevaba tres años sin pareja, y en ese tiempo he conocido a personas que no han sabido comprender mi mundo", sostiene.
Con el chef comparte, entre otras cosas, la pasión por correr. De momento, sobre la pasión profesional de su novio, más bien poco: "Lo máximo que he hecho es un sandwich mixto y una tortilla francesa", termina su entrevista en ¡Hola!