Tamara Gorro intenta superar la "pesadilla" del avión

Tamara Gorromediaset.es

.

"Mamá se va recuperando poco a poco, sé que todo volverá a la normalidad y quedará en una desagradable pesadilla, que deseo con todas mis fuerzas olvidar". Tamara Gorro ha regresado a las redes sociales para tranquilizar a sus seguidores, tras el alarmante mensaje lanzado dos días antes, en el que agradecía a la tripulación y pasajeros de un vuelo de Iberia la atención prestada a su familia.

"Con un motivo distinto la vida de nuevo golpea duro pero una vez más, la batalla se gana por la fuerza. La campeona es ella, mi amiga y madre Esther", prosigue la colaboradora de televisión y youtuber.

"No me he sentido sola ni un solo segundo gracias a todos vosotros, mi familia y amigos", agradece Gorro.

Hasta el incidente de su madre en un vuelo de Iberia, Tamara Gorro disfrutaba de uno de los veranos más especiales de su vida. Ella y su pareja, el futbolista del F.C. Zenit de San Petersburgo Ezequiel Garay, han descansado en Ibiza con su pequeña, Shaila.

Hasta que en un avión "creí que parte de mí se iba", escribió en su cuenta de Instagram.

"He pasado uno de los peores momentos de mi vida, angustia, miedo, pánico, desesperación, impotencia...", escribía la bloguera en la red social junto a unas palabras de sentido agradecimiento a los pasajeros que habían ayudado a su madre en un momento de tensión y desconcierto.

Además, Tamara Gorro también quiso dar las gracias a las personas anónimas que en ese momento habían cuidado a su hija, Shaila, y a la tripulación, que se mostró en todo momento atenta y preocupada por la indisposición de la madre de la presentadora.

"Tan solo tengo palabras de agradecimiento para dos pasajeros médicos que emplearon la última hora y media de viaje en luchar por la vida de mi mamá. Y por supuesto a toda la tripulación del vuelo Iberia 339 que se desvivieron por ayudar, cuidaron a mi niña de una manera fabulosa y sufrieron mucho. Gracias también al servicio médico del aeropuerto Madrid Barajas y al personal interno por todo, y cómo no, a todos los pasajeros en general por no tener ni una queja a la hora de esperar una vez aterrizado el avión y durante la emergencia del vuelo. Las cosas buenas también se dicen y esto me demuestra que hay personas con buen corazón", publicó Tamara Gorro junto a una imagen con un gran corazón.