Las hijas de Obama, a dieta de tele

.

Las hijas del presidente de EEUU, Barack Obama, Sasha y Malia, no ven televisión durante los días de diario, aseguró su padre. "Las niñas no ven televisión durante la semana. Punto", declaró el presidente estadounidense en una entrevista concedida a la revista Essence y que se publica esta semana.
Desde muy pequeñas se les inculcó a las dos niñas que debían ser responsables a la hora de responder a sus obligaciones escolares, explica Obama, que indica que desde que tienen cuatro años sus hijas cuentan con sus propios despertadores.
Según apunta Obama, que recomienda la medida como algo que los padres pueden hacer para ayudar a sus hijos a obtener mejores resultados escolares, lo primero que Malia, de once años, y Sasha, de ocho, hacen cuando llegan de la escuela es la tarea. Si no han acabado a la hora de cenar, en torno a las 18.30, continúan después.
Una vez terminada la tarea, pueden ponerse a leer hasta que les llega el momento de acostarse, en torno a las 20.30 para Sasha y a las 21.00 para Malia. "No cabe duda de que Michelle (la primera dama) y yo estamos en una situación privilegiada y tenemos más recursos que muchos padres. Está claro. Pero hay cosas que todos los padres pueden hacer sin importar lo pobres que sean, como apagar la televisión", declaró Obama.
Las dos pequeñas se hacen las camas todos los días y se preparan solas para ir a la escuela, reveló. "Las supervisamos, pero se espera de ellas que cuando vayan a la escuela estén preparadas para aprender", declaró el presidente estadounidense.
Otra de las recomendaciones de Obama como padre es mantenerse en contacto con los maestros de los niños. El presidente tiene a gala no haberse perdido una sola reunión con los tutores de sus hijas pese a las obligaciones de su cargo.