La huelga de Telemadrid, sin "razones objetivas"

.

La dirección de Telemadrid ha rechazado la huelga convocada por UGT y CGT y que ha afectado al programa Alto y Claro y al Informativo, ya que "no responde a razones objetivas y está perjudicando a los madrileños y a la propia viabilidad de la empresa".
En un comunicado, la dirección del ente público manifestó que "no se puede hacer una huelga donde se priva a los más de seis millones de madrileños de la posibilidad de seguir la información por su televisión pública, por el exclusivo interés de que un colectivo de 113 personas mejoren, aun más, sus condiciones laborales cuando la sociedad está haciendo un gran esfuerzo de ajuste y reducción de sus salarios y teniendo en cuenta los más de cinco millones de desempleados que hay en España"
Según indica, el paro ha sido convocado con el objetivo de "favorecer al colectivo de cámaras con argumentos que no son veraces como demuestra que tan sólo haya sido secundada por 53 personas".
La dirección subraya que las críticas de externalización de los servicios en Telemadrid "no están justificadas porque actualmente la emisión de la cadena está formada en más del 90% por programas producidos internamente".
También subrayó que en el mes de marzo se llegó a un principio de acuerdo, "refrendado por UGT, CGT y CC.OO. en la mesa negociadora", que ayuda a la promoción y desarrollo de las carreras profesionales de los operadores de cámara.
En este texto se establecía la remuneración adicional de 175 euros mensuales para quien, de forma voluntaria, accediera a conducir vehículos, la remuneración adicional de 250 euros mensuales para los operadores de ENG que realicen su trabajo sin ayudante; la promoción para la categoría de ayudante a la de operador, percibiendo la mayor retribución por funciones superiores; y la contratación de ayudantes eventuales para mantener el número de equipos dobles acordados.