El incendio de la televisión china quema a su presidente

.

El hasta ahora presidente de la televisión estatal china (CCTV), Zhao Huayong, fue reemplazado en el cargo por Jiao Li, experto en propaganda del Partido Comunista de China (PCCh), tres meses después del escándalo que causó un aparatoso incendio en la sede del canal televisivo.

Diario del Pueblo, portavoz oficial del PCCh, confirmó la llegada a la presidencia de CCTV de Jiao, hasta ahora subdirector del departamento de propaganda del partido gobernante.

La nota oficial señala que el cambio se produce por la llegada de Zhao a la edad de retiro oficial en China -60 años-, aunque lo cierto es que el ya ex presidente contaba ya con 61 años y el polémico incidente de febrero podría haber pesado en la decisión, según señaló el independiente South China Morning Post.

El 9 de febrero, en las celebraciones del Festival de la Linterna, trabajadores de CCTV causaron un incendio con fuegos artificiales en uno de los rascacielos que forman parte del nuevo complejo de la televisión, un hotel de la cadena Mandarin Oriental. El incendio, que causó la muerte de un bombero y abrasó por completo todo el edificio, desató toda clase de críticas y burlas de la sociedad china, dado que por ejemplo, debido a la censura, la propia CCTV informó con horas de retraso de un incendio que se producía a escasos metros de su sede central.

CCTV, con más de una docena de canales -uno de ellos exclusivamente en español- es uno de los órganos centrales de la propaganda del Partido Comunista. Tiene la exclusiva de cobertura de muchas de las informaciones que ocurren en el país, aunque los telespectadores chinos no suelen darle demasiada credibilidad y optan por canales hongkoneses o provinciales para informarse