Los ingleses prefieren los derbys

.

Los británicos preferían la final de la Liga de Campeones del año pasado, disputada por Manchester y Chelsea. El partido de ayer -en el que repetían los de Ferguson, enfrentados ahora al Barça- lo vieron 9,6 millones de aficionados, con un 39% de cuota para ITV, millón y medio y siete puntos menos que en la edición de 2008.
La superioridad de los blaugrana llegó a aburrir a los ingleses. Tras el gol de Messi (minuto 70), la audiencia cayó a 8,9 millones de espectadores (34,4%).
El canal de pago Sky, que también ofreció el partido, recogió una audiencia de 1,7 millones de espectadores (7,9%).
Radicalmente distinto fue el caso en España. La retransmisión de Antena 3 se convirtió, con 11,3 millones de seguidores (61,7%), en lo más visto en lo que llevamos de 2009.
Asimismo, y justo cuando esta competición se despide de la cadena privada -desde la próxima temporada, los derechos en abierto están en manos de TVE y las autonómicas-, el Barça-Manchester se alza como la final de Liga de Campeones más vista de los últimos nueve años, tras el Real Madrid-Valencia de 2000: 11,3 millones y 61,7%, con un pico del 68,3% en Cataluña.
Por el Grupo Canal + siguieron el partido 656.000 personas.