El interventor de la BBC reclama 33 euros por una botella de licor

.

BBC ha hecho públicos a través de su página web el listado de justificaciones de gastos hechas por sus ejecutivos entre abril y junio de 2009. Se trata de cerca de 3.000 recibos que suman 174.650,42 libras (195.067 euros).
El desglose facilitado por la cadena comprende 51.500,5 euros en taxis, 33.858,7 euros en hospedaje, 56.263,8 euros en vuelos (nacionales e internacionales) y 18.628 euros en hoteles del Reino Unido y del extranjero.
Sin embargo, frente a estos datos contrastan algunos directivos que no presentaron ninguna reclamación a lo largo de un período de tres meses, entre ellos Lucy Adams, directora de BBC People, y Paul Smith, jefe de la línea editorial.
Pero llaman la atención ciertas reclamaciones, como la del interventor de la BBC Jay Hunt, que cobra un salario de 303.344 euros, y que pidió alrededor de 33 euros por una botella de licor y 100 euros más por unas flores, o Alan Yentob, director creativo, que solicitaba el reembolso de 3.572 euros por un viaje de regreso desde Nueva York en junio.
El director de la televisión británica Mark Thompson, que percibe un sueldo de 738.538 euros y una remuneración total por su trabajo de 927.621,84 euros, exigía cerca de 100 euros por el pago de parquímetros entre los meses de marzo y mayo. La cantidad total a la que ascienden los gastos de este alto cargo se cifra en 3.742,95 euros en un trimestre, entre los que se incluye una noche de hotel en el Bellagio de Las Vegas por más de 720 euros.
En el mes de junio, la BBC publicó los salarios de los 50 directores que más ganaban y reveló que sus ejecutivos reclamaban más de 389.207 euros como gastos entre 2004 y 2009.
Desde la cadena, estas acciones se han explicado como un ejercicio de transparencia frente al público. La corporación también ha manifestado que el 1% de los gastos que han salido a la luz se han borrado de las cuentas de la cadena por considerarse de carácter personal.
Jeremy Hunt, el secretario de cultura del partido conservador británico ha calificado esta decisión de la cadena pública de "buena noticia" y de ha afirmado que se trata de "un paso en la dirección adecuada".