Un 'lostie' se queda con la furgoneta de Dharma por 37.600 euros

Desde los 37.600 euros que un lostie ha pagado por la furgoneta de Dharma, hasta los 300 que han soltado otros para quedarse con el billete de lotería con los números 10, 28, 44, 53, 77 y 80, o el cheque entregado como premio a Hurley. Estos son parte de los 1.100 lotes que la cadena estadounidense ABC sacó a subasta el pasado fin de semana para librarse de los decorados de Perdidos -que acabó hace tres meses- y, de paso, hacer caja.
Por el cuaderno de Daniel Faraday, ABC ha sacado 21.700 euros; por la rueda congelada con la que los náufragos conseguían mover la isla, 19.800 euros; y por el Chevy Camaro rojo de Hugo Hurley, 19.000.
La llave de seguridad que giró Desmond Hume fue comprada por 9.000 euros y el traje de Jack lleno de sangre de la escena final por 8.000 euros.
Mitómanos procedentes de 47 países pujaron en persona en la casa Profiles in History, en Santa Mónica (California), por teléfono o por Internet por el guión del episodio piloto (12.000 euros), por un pack de 12 cervezas (4.000 euros), por las camisetas, usadas y sucias, que utilizó Jack Shephard en la isla, o por el vestido negro que lucía Kate en el último episodio.
El entusiasmo no decayó ni ante algunos de los objetos que se lanzaron con un precio de salida bastante elevado, como es el caso de los restos del avión Oceanic 815, más de 4.000 euros, por los que se pagaron finalmente más de 7.000 euros.
The New York Times  afirma que el sábado pasado, la subasta recaudó 700.000 euros, mientras que el domingo 22 superó el millón de dólares (en torno a los 800.000 euros).
13,5 millones de espectadores siguieron el último episodio de Perdidos el pasado 23 de mayo (400.000 en España), después de seis temporadas en las que muchos losties se empapaban con cada detalle que J.J.Abrams y Damon Lindelof, creadores de la serie, ideaban. Detalles por los que ahora han podido pujar.