900 millones de chinos frente al televisor

Los últimos registros del censo datan de 2004, y hablan de 1.300 millones de chinos.
 
La televisión pública china (CCTV) encabezó sin discusión el ranking, con un 86% de cuota de pantalla.
En España, 4.079.000 personas siguieron el espectáculo a través de TVE-1, con un 38,8% de share, la segunda mejor marca en una apertura de JJOO, sólo superada por Barcelona 92 (cerca de seis millones, y una cuota del 62,4%).
España es, junto con Italia, el único país europeo en el que se superaron las audiencias de la apertura de Atenas 2004, según datos de Mediametría-Eurodata TV WorldWide, que achaca este hecho a que la ceremonia griega coincidió con el prime time del continente.
En la francesa France 2, la ceremonia también lideró las audiencias: 4.923.000 (48,2%).
Por otra parte, los equipos de gimnasia artística de China y Rumania se han sumado a las quejas de los nadadores australianos por el temprano comienzo de las finales olímpicas. Muchos atletas acusan al COI de plegarse a los intereses de la cadena estadounidense NBC, que quiere que las pruebas se disputen por la mañana en Pekín para coincidir con las horas de mayor audiencia en Estados Unidos.