33,5 millones de espectadores vieron el publirreportaje de Obama

El publirreportaje de media hora que el candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, contrató el pasado 29 de octubre en el prime time de ocho de las principales cadenas de Estados Unidos se vio en más de un 20% de los hogares del país.
Según los datos aportados por Nielsen, que contabiliza los índices de audiencia, en los 56 principales mercados televisivos de EEUU un total de 33,5 millones de personas sintonizaron el anuncio, la mitad de espectadores que siguieron el cara a cara entre los candidatos a la vicepresidencia, Sara Palin y Joe Biden.
También le superan los debates que enfrentaron a Obama con su rival republicano, John McCain, con  una audiencia superior a los 52 millones de ciudadanos.
El único experimento similar anterior, un publirreportaje del candidato independiente Ross Perot en 1996, contó con una audiencia del 16,8%.
Según los expertos, el anuncio de Obama ha costado  su cerca de cuatro millones de dólares.
Parte de su objetivo era intentar llegar a ese cerca del 7% del electorado que, según los sondeos, permanece indeciso a solo cinco días de los comicios.
También pretendía saturar las ondas y conferir a la campaña un cierto aire de victoria del demócrata.
El publirreportaje, que se cerró con una conexión en vivo con un mitin del candidato en Florida, mostró el lado humano de Obama como padre de familia, pero también como aspirante presidencial preocupado por los problemas del estadounidense medio.
El catedrático Joseph Nye, de la Universidad de Harvard, considera que "probablemente no habrá movido a muchos republicanos, pero puede haber afectado a algunos independientes y habrá redoblado las energías de los demócratas".
Esa misma noche, Obama concedió una entrevista al programa satírico y compareció, por primera vez en la campaña, junto al ex presidente Bill Clinton en un mitin en Florida. The Daily Show
El jueves, el candidato demócrata compareció en la cadena ABC y . la noche del viernes lo hace en NBC y MSNBC
En esta batalla, el candidato republicano, John McCain, se ve con una importante desventaja económica que le obliga a medir sus recursos. Al haber aceptado fondos públicos para su campaña se encuentra muy limitado en cuanto al dinero que puede recaudar en el sector privado.
Mientras se retransmitía el publirreportaje de Obama, McCain concedía una entrevista a Larry King, de la cadena CNN .
En una respuesta al largo anuncio del rival, el portavoz de McCain, Tucker Bounds, afirmó que "cualquiera que haya comprado algo anunciado en un publirreportaje sabe que el envoltorio es siempre mejor que el producto. Comprador, cuidado".