El primer ministro británico, "asqueado" con el espionaje de Murdoch

Rupert Murdoch.mediaset.es

.

Rupert Murdoch  prometió en un comunicado cooperar para resolver el escándalo de presuntas escuchas telefónicas que sacude su imperio mediático.  
El primer ministro británico, David Cameron, anunció la puesta en marcha de una investigación oficial a News of the World porque presuntamente espiaba los buzones de voz de víctimas de delitos como asesinatos de niños y ataques suicidas.
En su intervención en el Parlamento para defenderse de las acusaciones contra este diario, Cameron dijo que está "asqueado" y que ordenará investigaciones, probablemente de ese caso específico y con mayor amplitud contra los feroces medios británicos.
La oposición, dispuesta a destacar los propios lazos de Cameron con Murdoch y dos antiguos editores en el ojo de la tormenta, señaló que una investigación de este tipo no comenzaría, y menos terminaría, en meses o incluso años.
Murdoch, cuyo grupo News International  tiene que hacer frente a boicots de los anunciantes y lectores asi como dudas por una oferta de adquisición de la cadena BSkyB, hizo una declaración pública inusual al decir que también encontraba los informes de la Policía "deplorables e inaceptables" y que garantizaba la transparencia. "Nuestra compañía debe cooperar totalmente con la Policía en todas las investigaciones y eso es lo que exactamente ha hecho News International y continuará haciendo bajo el mando de Rebekah Brooks", ha asegurado. 
Brooks era editora del diario en 2002 cuando, según la Policía, un investigador de News of the Worldescuchó y borró correos de voz dejados en el móvil de la desaparecida adolescente de 13 años Milly Dowler, quien luego apareció asesinada.Brooks afirma que no sabía nada sobre escuchas ilegales cuando era editora del periódico. 
No es la primera vez que este rotativo se ve envuelto en escándalos de este tipo. Cuando un corresponsal y un investigador fueron encarcelados en el 2007 por intervenir los teléfonos de empleados de la realeza para divulgar una historia sobre una lesión del príncipe Guillermo, el periódico insistió en que se trataba de un caso aislado. Tras una campaña de celebridades y políticos que sospechaban que también habían sido espiados, la Policía inició una investigación en enero y, tras el arresto de varios periodistas, el asunto tomó nuevas y dramáticas proporciones.
Cameron  ha manifestado: "Necesitamos hacer una investigación, posiblemente investigaciones, sobre lo que ocurrió".  El primer ministro, quien regularmente recibe a Brooks en su hogar, dijo: "Estamos hablando de víctimas de asesinato, posibles víctimas de terrorismo, a las que se les intervino el teléfono. Es absolutamente repugnante". Cameron ha sido cuestionado por su propia decisión de nombrar al sucesor de Brooks, Andy Coulson, como su portavoz. Coulson renunció a su puesto en enero, pero niega saber nada sobre las escuchas.
El martes, News International dijo que había suministrado nueva información a la Policía. Según la cadena BBC,  ese material, relacionado con correos electrónicos, muestra  que Coulosn autorizó, cuando era editor, el pago a oficiales de la Policía a cambio de información.
Por otro lado, un portavoz del ministro de Fianzas, George Osborne, ha asegurado que la Policía le había dicho al ministro que su nombre y número telefónico aparecían en apuntes de dos personas encarceladas por escuchas.
Unas acusaciones a las que también se suman algunos familiares de víctimas de los atentados del 7 de julio del 2005 en Londres, quienes aseguran que la Policía les informó de que los mensajes de su buzón de voz pudieron haber sido interceptados por el periódico dominical.
Graham Foulkes, cuyo hijo David fue una de las 52 personas que murieron en los atentados, dijo el miércoles a la BBC que la Policía le llamó después de hallar sus datos de contacto privado en una lista que forma parte de la investigación.
Foulkes sostuvo que, tras las explosiones, su familia no tuvo ninguna noticia de David durante varios días. "Usamos el teléfono de forma desesperada intentando recibir información sobre David y sobre dónde podía estar y  hablamos de forma muy íntima sobre temas muy personales, y la idea de que estos tipos podrían haber estado escuchando es simplemente horrorosa", declaró.
Estos escándalos se están dejando notar en el valor de las acciones de News Corp que cayeron más de un 5% en Nueva York, mientras que las de BSkyB bajaron más de un 2%.
Además, grandes anunciantes, como Mitsubishi Motors, cancelaron sus publicidades en News of the World, que  también controla el canal de televisión estadounidense Fox, el diario Wall Street Journal, el New York Post y el Times de Londres, entre otros medios.  Incluso se han puesto en marcha varias campañas en Internet, a las que se ha unido el actor Hugh Grant, y que instan a los lectores a boicotear al periódico.