Industria quiere que las privadas renuncien a un múltiplex entre todas

José Manuel Soria, Industriamediaset.es

.

El Ministerio de Industria ha enviado una carta a todas las televisiones privadas en la que propone a las cadenas que renuncien entre todas a un multiplex para liberar espectro para la telefonía de cuarta generación, según han informado a Europa Press fuentes del sector.
En la misiva que han recibido los operadores, el departamento que dirige José Manuel Soria (en la imagen) propone que las cadenas reduzcan de seis a cinco los múltiplex que utilizan para emitir la señal de sus canales de televisión. Actualmente, los seis operadores privados (Telecinco, Antena 3, Cuatro, La Sexta, Net TV y VEO) disponen de un múltiplex cada uno en el que pueden emitir hasta cuatro cadenas en versión estándar.
El ejecutivo llegó a proponer a los canales una reducción más drástica, de la mitad de sus canales, con el objetivo de ahorrarse el coste del dividendo digital, 800 millones de euros, pero ante la negativa de los canales, Industria ha rebajado su petición y ha propuesto a las cadenas que renuncien a un múltiplex, lo que teóricamente permitiría a las privadas mantener su oferta de canales actual comprimiendo aún más la señal.
Adicionalmente, Industria pretende que RTVE renuncie a uno de sus múltiplex, en concreto el que actualmente está ocupando el canal en Alta Definición de la pública, y las cadenas autonómicas públicas a otro, con lo que de los 10 múltiplex que actualmente se utilizan para emitir cadenas de televisión en España por la Televisión Digital Terrestre (TDT) se pasaría a siete múltiplex.
Además, y dado que según los planes de Industria RTVE tendría que renunciar a las frecuencias en las que actualmente emite el canal en Alta Definición, el plan contempla que se habilite otro múltiplex destinado específicamente a los canales en Alta Definición, aunque este múltiplex tendría menor cobertura que los que utilizarían las privadas y la cadena pública para sus canales principales.
Las mismas fuentes han explicado que sólo se trata de una propuesta y que todos los agentes del sector siguen negociando, aunque lo cierto es que el plazo se va acortando, ya que el Gobierno se ha puesto como objetivo dejar libre las frecuencias necesarias para lanzar la 4ª generación de telefonía el 1 de enero de 2014 y entre medias habría que reantenizar alrededor de 1,4 millones de edificios para que los propietarios siguieran viendo los canales de la TDT.
El anterior Gobierno se había comprometido a cargar con los costes de esta reantenización, cifrado en alrededor de 800 millones de euros, con el dinero que han pagado los operadores de telecomunicaciones para poder desplegar la tecnología de 4G, cerca de 1.800 millones de euros.
Sin embargo, el actual Gobierno ya ha avisado que, dada la actual crisis económica, no es posible destinar tanto dinero a este objetivo y este año sólo dedicará 45 millones de euros, la mayor parte en subvenciones a los propietarios de edificios, que tendrán que pagar parte del coste.