Google quiere salvar el aragonés

Proyecto idiomas peligro de extinciónmediaset.es

.

Google se propone salvar lenguas en peligro de extinción mediante la documentación. El gigante de Internet ha intervenido en el desarrollo y lanzamiento del Proyecto de lenguas en peligro de extinción -liderado por expertos en el campo de la conservación lingüística-, que permite salvar más de 7.000 lenguas. Google.org pide la colaboración de los internautas.
Google ha puesto como ejemplo la lengua Miami-Illinois, que muchos consideraban ya extinta. En el pasado la hablaban comunidades de indios americanos en lo que ahora es el medio oeste de Estados Unidos, y las últimas personas que podían hablarla con fluidez murieron en la década de los 60 del siglo XX.
Daryl Baldwin, relata Google, un ciudadano de la tribu Miami de Oklahoma, empezó años más tarde a aprender la lengua a partir de manuscritos históricos. Actualmente colabora con la Miami University de Ohio para continuar la labor de revitalizar el idioma, publicar relatos, archivos de audio y otros materiales educativos. Los niños de la tribu Miami están aprendiendo de nuevo la lengua y, "lo que aún es más ejemplar", explica la compañía, "se la enseñan unos a otros".
Google quiere realizar una labor parecida con el Proyecto de lenguas en peligro de extinción, una plataforma donde se puede encontrar y compartir la información más completa y reciente sobre los idiomas en vías de extinción, incluidos algunos en nuestro país. "En España, las tres lenguas que están en esta situación son el Aragonés, el Asturiano y la lengua de signos catalana, siendo el primero el que se encuentra en una situación más vulnerable", explica Google en su blog.
Google quiere documentar las más de 7.000 lenguas que están a punto de desaparecer, ya que considera que es un paso "importante para preservar la diversidad, honrar los conocimientos de nuestros mayores y enriquecer el futuro de los jóvenes". La tecnología "puede colaborar en estos esfuerzos al permitir que se creen grabaciones de alta calidad de los últimos hablantes de un idioma, al conectar comunidades dispersas a través de los medios sociales de comunicación y al facilitar el aprendizaje de idiomas", ha opinado la compañía.
El Proyecto de lenguas en peligro de extinción, con el apoyo de una nueva coalición, la Alianza para la Diversidad lingüística, ofrece a las personas interesadas en preservar las lenguas un lugar donde guardar y acceder a investigaciones sobre el tema, compartir sugerencias y establecer colaboraciones. Un grupo diverso de colaboradores ya ha empezado a aportar contenido que abarca desde manuscritos del siglo XVIII a herramientas modernas para la enseñanza de idiomas como vídeos, muestras de idiomas en audio y artículos para compartir conocimientos.