Así llega un bulo sobre Ana Rosa Quintana desde un tuit anónimo hasta un periódico

Ana Rosa Quintana, presentadora de 'El programa de Ana Rosa'.Ana Rosa Quintana, presentadora de 'El programa de Ana Rosa'.

Reconstruimos el camino del montaje que publicó un perfil sin identificar, simulando mantener una conversación privada con la presentadora de más éxito de las mañanas. Un ataque a su prestigio que acabó convertido en 'noticia' en la web de un diario.

¿Cómo un montaje publicado por un usuario anónimo en Twitter es dado por bueno por un medio de referencia que lo publica como noticia? ¿Cómo una falsedad difundida por un perfil solo identificado con un pseudónimo llega a un periódico de tirada nacional, que lo mantiene en su web -generando clics y sus correspondientes ingresos publicitarios- durante horas pese a ser advertido del error?
Son preguntas que surgen a raíz de la publicación en Twitter del montaje de un hater que simula mantener una conversación privada con Ana Rosa Quintana. Según los pantallazos fabricados y colgados por este usuario de las redes sociales, la presentadora de El programa de Ana Rosa respondía con amenazas a un comentario crítico del tuitero.
Un bulo que dio por bueno el periódico que lo publicó en su web. Según la conversación que el tuitero mantuvo con la redactora que firma la noticia -y que éste  publicó cuando los medios retiraron la noticia, horas después de ser advertidos de la falsedad-, ella se pone en contacto con él y le pide una confirmación porque "ayer me pasaron lo que te ha sucedido con Ana Rosa" y "no me gustaría meter la zarpa" al publicarlo.
De esta manera, la periodista admite la intervención de un tercero, que es quien le hace llegar el tuit de este usuario.
Advertida de la falsedad de la información, y cuando se le pide que la rectifique, la periodista se vuelve a poner en contacto con el tuitero para que, a posteriori, le muestre las pruebas de esa conversación simulada con la presentadora líder de las mañanas, y él contesta que ya no puede acceder a ellas.
La periodista podría haber sido asimismo víctima del mismo montaje que no tuvo reparo en publicar sin contrastar.
Un bulo que encuentra altavoces, como pasa recurrentemente con otros programas de éxito de la cadena. El programa de Ana Rosa empieza la temporada 2018-2019 como acabó la anterior:  líder de su franja de emisión. En septiembre, el magacín matinal de Telecinco promedió con un 18% de cuota de pantalla, con 555.000 espectadores.
Posee el mejor target comercial de su franja (17,5%) y supera en 4,3 puntos a su competidor de Antena 3, Espejo público (13,7% y 411.000).
Éste ha sido el mejor arranque de temporada de El programa de Ana Rosa de los últimos nueve años.