300.000 edificios se quedarán sin televisión el 1 de enero por falta de 'stock'

Antenistamediaset.es

.

La Federación Nacional Coordinadora de Telecomunicaciones (Fecotel), que agrupa, entre otros, a las empresas instaladoras de tecnologías de comunicación, ha advertido de que un total de 300.000 edificios (un 35%, según sus estimaciones) se quedarán sin adaptar a la nueva fase del dividendo digital a final de año, fecha límite establecida por el Gobierno para la operación. La asociación ha culpado al "retraso en el comienzo de esta fase del dividendo digital", y a la "falta de stock" de las piezas necesarias para sustituir los equipos obsoletos por los nuevos (necesarios para recibir y decodificar la nueva señal de televisión). La consecuencia final de todo ello es que "muchos se quedarán sin ver la televisión a partir del 1 de enero de 2015", según ha explicado la asociación.
"Los fabricantes no tienen capacidad para sacar piezas al mercado tan rápido. Necesitan al menos tres meses para poder servir material a los instaladores. Es decir, si lo pidiéramos ahora, como está ocurriendo, no tendríamos los repuestos hasta febrero o marzo del próximo año", ha explicado José Manuel Muñiz, portavoz de Fecotel.
Por otra parte, han subrayado que, hasta ahora, únicamente un 10% de los edificios han realizado el trámite de instalación y adaptación de sus equipos de recepción de televisión, cuando a final de año deberían estarlo todos.
Los instaladores consideran que la falta de comunicación y de publicidad acerca de la necesidad del cambio tanto por parte de las Administraciones Públicas como por los medios de comunicación han provocado que "la gente no sabe qué es lo que hay que hacer" ni tampoco "qué es el dividendo digital y qué significa". "Está confusa", ha asegurado Muñiz.
Así, la escasez de piezas de reposición (que afectará a en torno al 25% de la demanda), unido a la incapacidad de las empresas para realizar todas las instalaciones necesarias en el plazo de tiempo que queda antes de final de año, provocará que más de una cada tres comunidades de vecinos y edificios se queden sin adaptar.
Asimismo, Fecotel ha llamado la atención sobre la proliferación de "empresas pirata" no inscritas en el registro oficial del ministerio y no homologadas que están llevando a cabo parte de las adaptaciones.
"Están haciendo chapuzas que luego los verdaderos instaladores tenemos que solventar. Los consumidores -añade el portavoz, José Manuel Muñiz- no deben olvidar que no recibirán subvención si no contratan a una empresa habilitada por el Gobierno para este tipo de trabajo", ha recordado el portavoz de la organización.
Además, en lo referente a las subvenciones, el colectivo se ha mostrado "asombrado" por el "retraso" del Gobierno en la convocatoria de las ayudas para llevar a cabo la adaptación al nuevo espacio de frecuencias de televisión.
Asegura que la consecuencia es "un retraso importante" a la hora de que la demanda arrancara y señala que, por otra parte, las cifras que había publicado el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en su página web "al final llevan IVA". Esto supone, a juicio de Fecotel, que las comunidades de vecinos "perderán el 21% del coste total de la factura" de la adaptación.
En la misma línea, ha criticado el límite de la subvención a aquellas comunidades de vecinos con un máximo de tres cabeceras, lo que, según ha indicado, que "una parte importante de ellas se quedará sin acceso" a las ayudas.
"Al final son nuestras empresas las que se van a tener que ver cara a cara con los usuarios finales y los que vamos a sufrir en primera persona todas las vicisitudes del proceso", ha lamentado el colectivo.