El Gobierno saca a concurso seis canales de la TDT

Soraya Sáenz de Santamaría.mediaset.es

.

El Consejo de Ministros ha aprobado sacar a concurso seis nuevos canales de la TDT, tres de ellos en Alta Definición (HD) y los otros tres en definición estándar . En rueda de prensa posterior, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que el plazo para recibir ofertas concluirá el 28 de mayo a las 13.00. Posteriormente, será el Consejo de Ministros el que adjudique las nuevas licencias en el plazo máximo de seis meses tras la convocatoria del concurso.
Los grupos de comunicación que quieran optar a las nuevas licencias de canales de TDT en abierto habilitadas por el Gobierno, con una duración de 15 años, deberán constituir una garantía provisional de seis millones de euros "que responda del mantenimiento de la oferta hasta la resolución del concurso". Esta garantía provisional se extinguirá automáticamente y será devuelta a los licitadores inmediatamente después de la adjudicación de las licencias. La decisión acerca de la admisión o el rechazo de los licitadores se conocerá el 16 de junio.
La vicepresidenta ha recordado que este concurso se convoca "en régimen de libre concurrencia" y podrán acudir todos los canales interesados que cumplan con los requisitos. Asimismo, establece un número máximo de licencias -dos, una de ellas para la alta definición y la otra en calidad estándar- que pueden adjudicarse a un mismo licitador con el fin de "garantizar la mayor representatividad, intereses y pluralismo" de la oferta audiovisual.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya ha adelantado que, una vez sean adjudicados los nuevos canales, no habrá necesidad de una nueva adaptación de los equipos y antenas, tras el reciente proceso de dividendo digital.
La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) ha acusado al Gobierno de "incumplimiento de compromisos" tras el anuncio del concurso de canales de TDT, lamentando que se "obvie el principal riesgo para telespectadores e industria": el posible cierre de ocho canales tras una sentencia del Tribunal Supremo.
"Con esta actuación, el Gobierno aprovecha el pretexto del Tribunal Supremo para abundar en su hostigamiento a la televisión en abierto en un manifiesto impulso a la opción de la televisión de pago. En apenas un año, los telespectadores podrían perder nada menos que 17 canales gratuitos", ha alertado.
En un comunicado, esta asociación entiende que el Ejecutivo "elude la reparación de una serie de errores" de la Administración que "ya tuvo una dramática consecuencia el año pasado", con el cierre de nueve canales en abierto que, "recortó drásticamente la libertad" de los telespectadores y puso a la industria audiovisual "en una delicada situación económica y jurídica".
"Con el anuncio hecho hoy, el Gobierno no solo pone de manifiesto su completo desconocimiento de las necesidades del sector, sino que además persiste en el incumplimiento de los compromisos adquiridos con las televisiones en el proceso de transición a la TDT", ha afirmado.
Uteca ha recordado que durante el citado proceso de transición, la Administración del Estado asignó estos ocho canales para incentivar la migración. "Ésta se llevó a cabo de manera modélica gracias a la importante contribución económica y técnica de los radiodifusores privados, que cumplieron en tiempo y forma todos los exigentes compromisos esperando las contraprestaciones estipuladas".
No obstante, entiende que "lamentables errores" en la tramitación legal han hecho posible que el cumplimiento de aquellos acuerdos "esté en entredicho, pero nada, salvo la ausencia de voluntad para hacerlo, impide que el Ejecutivo acuerde una solución viable y satisfactoria".
"El Gobierno dispone de la legitimación y los medios necesarios para eliminar de forma inmediata y definitiva la inseguridad jurídica que condiciona a todo el sector audiovisual. Sin embargo, ha optado, hasta la fecha, por hacer recaer las consecuencias de su obstinada inacción sobre los operadores, condenando de paso a todos los españoles a una preocupante reducción de la pluralidad informativa y de ocio", ha aseverado.
Uteca ha recordado que el espectro radioeléctrico es un bien público "de alto valor para la vertebración y cohesión social", y que la gestión del mismo que el Gobierno está ejecutando supone "un serio revés a la libertad informativa".
Además, ha apuntado que la decisión "también inflige un grave daño a una industria" que genera un volumen de negocio cercano a las 10.300 millones de euros y empleo directo e indirecto para más de 77.000 profesionales.