150 millones de euros en ayudas para reantenizar comunidades de vecinos

Ada Colau, Àngels Chacón y Francisco Polo inauguran el 4YFN, en el MWC 2019.Francisco Polo, Àngels Chacón y Ada Colau, en el MWC 2019.

El secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo, asegura que el Gobierno aprobará antes de que acabe la legislatura el plan técnico de la TDT, que prevé 22 millones de euros para compensar a los radiodifusores que han de mudar de frecuencias.

El Gobierno tiene previsto aprobar antes de que acabe la actual legislatura -el próximo 28 de abril- el plan técnico de la Televisión Digital Terrestre (TDT) para llevar a cabo el segundo dividendo digital, que irá acompañado de ayudas por un importe de hasta 172 millones de euros entre 2019 y 2020 para comunidades de vecinos y radiodifusores públicos y privados.
Así lo ha anunciado el secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo, en un encuentro con la prensa en el marco del MWC 2019 (Mobile World Congress), en el que ha asegurado que van a trabajar "sin descanso" para intentar que este plan, cuya consulta pública acabó el pasado 18 de febrero, se apruebe en esta legislatura.
El director general de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, ha señalado que el Real Decreto sobre el Plan Técnico de la TDT irá acompañado en paralelo por otros reales decretos que contemplan ayudas de hasta 150 millones de euros para que las comunidades de vecinos lleven a cabo la reantenización necesaria, que se calcula afectará a unos 850.000 ciudadanos, aunque finalmente la cifra podría ser inferior.
Asimismo, otros 22 millones de euros se destinarán a ayudas a los radiodifusores privados, que en muchos casos tendrán que sustituir los transmisores para poder emitir en las nuevas frecuencias, y a los públicos para cubrir la emisión en simulcast, es decir, al mismo tiempo en ambas frecuencias para dar tiempo a los usuarios a llevar a cabo la resintonización.
Por su parte, el Real Decreto del Plan Técnico contiene todas las disposiciones técnicas que determinan qué canales que ahora mismo ocupan la banda de 700 Mhz -que se liberará para que los operadores puedan desplegar 5G- tendrán que trasladarse a otras frecuencias, así como la forma y los plazos de esa transición.
A este respecto, Sánchez ha explicado que el modelo empleado será muy similar al del empleado en el primer dividendo digital porque es un sistema probado y que funciona. "En estos dos meses que nos quedan, creemos que con lo avanzada que llevamos esta propuesta tendremos tiempo suficiente para aprobarla", ha afirmado.
Asimismo, el director general ha señalado que, dado el carácter eminentemente técnico de la propuesta, un gobierno en funciones no tendría ninguna dificultad formal o legal para continuar con este proceso sin problema.
Por otro lado, Polo ha afirmado que la convocatoria de elecciones está dentro de la normalidad del trabajo de la Administración, por lo que ha asegurado que nada va a afectar a la subasta de espectro en la banda de 700 Mhz para los operadores de telecomunicaciones prevista para los primeros meses de 2020.
En este sentido, ha incidido en que, como se demostró con la aprobación de la hoja de ruta del 5G, la subasta de la banda de 3,5 Ghz y la convocatoria de los pilotos de 5G, el Gobierno quiere que la tónica sea "dar seguridad y confianza al sector".
Así, ha remarcado que esta medidas se han llevado a cabo en los plazos fijados para el calendario de despliegue del 5G con el objetivo de llegar al 30 de junio de 2020, la fecha marcada por Bruselas, "con los deberes hechos". "A cualquier dificultad nos vamos a enfrentar con total normalidad y vamos a cumplir con los plazos", ha incidido.
Respecto al Impuesto a Determinados Servicios Digitales, conocido como la tasa Google, Polo ha señalado que estará recogida en el próximo presupuesto que pudiera presentar un hipotético gobierno socialista, porque forma parte de su proyecto el actualizar la fiscalidad del país al siglo XXI.