El pasado siempre vuelve

Cyril Jaquet explica las razones por las que abandona 'La vuelta al mundo en directo'.mediaset.es
Tenía 15 años cuando se autoinculpó del asesinato de sus padres La vuelta al mundo en directo, el nuevo reality de Antena 3 . Era menor de edad, así que no fue juzgado ni tenía antecedentes. Decidió presentarse a . Pero una vez seleccionado, se retira del programa: "Porque los medios no te dejan abandonar tu pasado". "Y mi pasado está enterrado", opina.
Ese "pasado" se remonta al 31 de julio de 1994, cuando sus padres aparecieron asesinados en Benijófar (Alicante). Una semana después se declaró autor de los hechos. Según propia confesión, él fue quien disparó, con cuatro horas de diferencia, a Isabel Merino y  Oliver Jaquet. 
La cadena tuvo conocimiento del suceso en la vida de Cyril Jaquet el viernes pasado. Pero no fue Antena 3 quien tuvo que decidir sobre la participación o no del joven en el concurso de aventuras. Jaquet, acompañado de su novia y compañera de viaje, explicó en la gala del domingo que se retiraba para evitar "que me linchen". "Pasó hace muchísimo tiempo", añadió su pareja, Paola.
Antena 3 no ha entrado en detalles sobre el pasado del concursante, Así, en el magacín en la sección de Tal cual lo contamos dedicada al reality, titulaba en pantalla. "Cyril abandona el concurso por un dramático suceso en el que estuvo envuelto".  dejando abierto el asunto a cualquier interpretación.
Pero la hemeroteca es traicionera. Según la legislación española, Jaquet no tiene ninguna cuenta pendiente con la justicia, aunque ha podido más la repercusión social que la lectura estricta de las leyes.
Antes que este joven, otros concursantes de realities han visto cómo su pasado salía a relucir. . Uno de los precedentes es el de María José Galera, a quien Interviu relacionó con la prostitución cuando ya estaba fuera de la primera edición de Gran hermano
En esa misma temporada, Mónica Ruiz abandonó cuando fue informada por la dirección del programa de que también iban a destaparse sus actividades como señorita de compañía.
Quizás desearían pensar, como Jaquet, que el "pasado está enterrado".