Tan piratas como los coreanos

La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde.mediaset.es

.

Hollywood se están planteando dejar de vender DVD en España
streaming
Los Angeles Times.
Asimismo, González Sinde manifestó hoy en una reunión informal en Barcelona su preocupación por la amenaza de Hollywood y precisó que esta preocupación se debe tanto al cierre de videoclubs y tiendas de discos a causa de las descargas ilegales como a las posibilidades de acceso a la cultura que tiene la gente que no vive en grandes núcleos urbanos.
Según los datos recogidos por el periódico, los ingresos de este sector en España cayeron un 30% en los último cinco años, mientras que las tiendas de DVD y vídeo han pasado de 12.000 en el año 2003 hasta las 3.000 actuales.
"España está en el límite de terminar por ser un mercado no viable para los estudios de Hollywood" , explica Michael Lynton, responsable de Sony Pictures Entertainment. Sony podría seguir el ejemplo de Apple, que no vende películas o programas de televisión a través de su tienda digital -al igual que en Reino Unido, Francia y Alemania.
De esta manera, España está a punto de convertirse en el segundo país que es abandonado por los grandes estudios, tras la decisión pionera de Hollywood de abandonar Corea del Sur.
Según un estudio de GfK, las descargas ilegales de películas en España pasaron de 132 a 350 millones en un año, mientras que las ventas de DVD cayeron un 30%.
Los estudios contemplan la llegada de . "Tradicionalmente, en los países mediterráneos resulta difícil para las personas comprender que las cosas inmateriales pueden ser mucho más valiosas que las materiales", apuntó la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, al rotativo. la Ley Sinde como la única solución posible a esta pérdida de ingresos
Según las declaraciones recogidas por el periódico, la ministra responsabiliza también parcialmente a las empresas de telecomunicaciones españolas, al dar a entender a los usuarios que el pago por altas velocidades de acceso a Internet está acompañado por el derecho a adquirir películas de manera gratuita.