La mujer más poderosa de la televisión peruana, Magaly Medina, a prisión

La implacable reina de la cámara oculta televisiva peruana, ha sido condenada a cinco meses de prisión efectiva por difamación junto al productor de su programa, Ney Guerrero, por haber faltado al honor de la estrella del fútbol local peruano Paolo Guerrero. Magaly Medina,
El deportista pudo demostrar que no era cierto que hubiese abandonado la concentración de la selección peruana en un hotel en Lima en vísperas de un partido para salir de madrugada con una modelo, como decía la presentadora y la denunció.
Esta decisión ha puesto de nuevo sobre la mesa la difusa frontera entre la libertad de expresión y ciertas prácticas de la prensa rosa peruana.
La condena de Medina, considerada como la mujer más poderosa de la televisión peruana y conocida como "La Urraca", ha desatado un verdadero hervidero mediático en el país, en donde partidarios y detractores de su ingreso en prisión debaten la justicia de su condena.
Nada más conocer la sentencia, la periodista "declaró que su condena es "una cortina de humo" lanzada por el Gobierno para enmascarar un escándalo de corrupción que salpica al Gobierno del presidente Alan García. Un supuesto que también fue defendido por seguidores de la conductora que se congregaron frente al tribunal donde fue condenada nada más difundirse la noticia.
No es la primera vez que la presentadora peruana es noticia. Su primer gran escándalo fue cuando denunció, a través de grabaciones obtenidas en cuartos de hotel, que reconocidas bailarinas de teatro y televisión llevaban una doble vida como prostitutas.
Fue condenada pero, nunca llegó a entrar en prisión, mientras que en otro caso de difamación contra el productor Efraín Aguilar fue condenada a cinco días de trabajo comunitario.