Ni polis buenos, ni ladrones malos

Sus responsables sostienen que sí, que esta vez no es la muletilla que acompaña a cada estreno de televisión. Que es una serie "distinta" y "de calidad". "Lo hemos querido hacer otras veces", reconoce David Martínez, director de Ficción de TVE, aunque con desigual resultado. Como pasó con las fallidas Guante blanco Fuera de lugar y Plan América, retiradas la temporada pasada al segundo episodio. 
"Estaremos orgullosísimos" de ella, "tenga la audiencia que tenga", asegura Martínez. Por si acaso, para darle un empujón, Guante blanco se estrena el miércoles, a continuación del partido de la selección española de fútbol, uno de los motores de la cadena pública.
Parte del equipo de Desaparecida ha puesto en marcha esta producción, tras presentar "otras propuestas más conservadoras", cuenta Ramón Campos, productor ejecutivo.
Guante blanco es una historia de policías y ladrones. Pero no "de buenos y malos", matiza su protagonista (Bernardo Valle, inspector de policía), Carlos Hipólito.  "Que el espectador se pueda poner de los dos lados y no sepa con quién quedarse", avanza Campos. Pone sobre la mesa "las razones" de los respectivos comportamientos, y que "el público decida", añade Hipólito.
El jefe de los ladrones de guante blanco es Mario Pastor, interpretado por José Luis García-Pérez, y completan el reparto, entre otros, José Ángel Egido, Eloy Azorín, Leticia Dolera y Pilar Punzano.