Tengo otra pregunta para usted

José Luis Rodríguez Zapatero, en la primera edición de 'Tengo una pregunta para usted'.mediaset.es
Es de suponer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sabrá a estas alturas el precio del café, para que esta cuestión no vuelva a convertirse en la anécdota de Tengo una pregunta para usted. Zapatero vuelve este mes de enero al programa de La 1 para someterse al interrogatorio de un centenar de ciudadanos.
La cadena pública no tiene previsto de momento convocar al líder de la oposición, Mariano Rajoy. Según Javier Pons, director de TVE, los criterios para seleccionar a los invitados son "periodísticos" y "la actualidad". "Y ahora Zapatero tiene muchas cosas de las que hablar", concluye.
Para el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, la presencia del jefe del Ejecutivo, en plena precampaña de las elecciones vascas y gallegas, "ahora que llueven chuzos de punta y los españoles lo pasan mal", significa que "utiliza TVE" para "hacer campaña de imagen".
González Pons ha pedido, informa Efe, que, en compensación, su jefe de filas, Mariano Rajoy, también participe en el programa.
Sobre las elecciones autonómicas del 1 de marzo, la cadena pública ha invitado a sendos cara a cara a los gallegos Emilio Pérez Touriño (PSOE) y Alberto Núñez Feijoo (PP) y los vascos Juan José Ibarretxe (PNV) y Patxi López (PSOE), así como debates entre todas las formaciones que concurren a las urnas.
También esta decisión ha sido cuestionada por los partidos nacionalistas. Según informa Europa Press, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha anunciado que "va a actuar a todos los niveles" para participar en un debate a tres bandas y evitar el cara a cara entre sus oponentes.  
El BNG considera "impresentable desde el punto de vista democrático" el operativo de la cadena pública, y cuestiona su independencia.
En cuanto a los rumores que circulaban en días pasados acerca de la dimisión de Fran Llorente como director de Informativos, y su sustitución por Juan Pedro Valentín, Pons los zanja con un "ahí va a seguir".