Homenaje a Jesús de la Serna en los XXX Premios Ortega y Gasset

Jesús de la Serna, Ortega y Gassetmediaset.es

.

El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, ha alabado la figura del periodista Manuel Aznar, abuelo del expresidente del Gobierno José María Aznar, al tiempo que ha asegurado que la democracia no es garantía de calidad del gobierno porque "ha habido muchos malos gobernantes durante la democracia".
Así, durante su intervención en la entrega de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo ha querido ensalzar la figura del periodista Manuel Aznar, abuelo del expresidente del gobierno José María Aznar, y destacar que, el que fuera director del periódico El Sol en los años 20 y director de la agencia EFE durante el franquismo "defendía la necesidad de los periódicos para promover la restauración democrática" en España.
"El mundo está lleno de paradojas. Incluso hubo buenos periodistas durante la dictadura, como también ha habido muchos malos gobernantes en la democracia", ha asegurado el presidente de Prisa, una semana después de que José María Aznar criticase a su grupo empresarial por intentar "destruir el honor" de su familia.
Las palabras de Cebrián han sido el broche a la ceremonia de entrega de 30ª edición de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, celebrada en el CaixaForum Madrid, y a la que han acudido personalidades de la política y la cultura como el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, o el catedrático y exministro de Educación, Ángel Gabilondo.
"Los premios cumplen treinta años en unas circunstancias que nadie imaginaba en 1984", ha reconocido Javier Moreno, director de El País, diario que otorga los premios, en alusión al "cambio dramático" del periodismo y la democracia en estas tres décadas. Los Premios Ortega y Gasset, dedicados a los mejores trabajos periodísticos publicados en español, han reconocido en esta ocasión la trayectoria del veterano periodista Jesús de la Serna, así como las obras del reportero colombiano Alberto Salcedo Ramos, el fotógrafo Emilio Morenatti y el periodista audiovisual Juán Ramón Robles.
Con la presentación del colombiano Julio Sánchez Cristo, su compatriota Alberto Salcedo Ramos ha sido el primero en recibir el galardón en la categoría de periodismo impreso por el reportaje La travesía de Wikdi, publicado en la revista Soho, donde se relata la historia de un niño colombiano que camina cinco horas a diario para llegar a la escuela.
En la categoría de periodismo gráfico, una fotografía de los incidentes producidos en Barcelona durante la huelga general del 29 de marzo de 2012 le ha hecho merecedor del premio a Emilio Morenatti, de Associated Press, que en sus palabras de agradecimiento ha recordado, de forma velada, a algunos de los periodistas despedidos recientemente por el diario El País.
Por último, el joven Juan Ramón Robles ha logrado el galardón en la categoría de periodismo digital por un vídeo sobre las cargas policiales producidas el pasado 25 de septiembre durante la manifestación que pretendía rodear el Congreso de los Diputados en Madrid. "Las personas que ejercen el poder en este país, antes de intentar cambiar algo, se tienen que cambiar ellos", ha proclamado este colaborador de medios como el periódico Diagonal, al recibir el premio.
El momento más emocionante de la gala se ha producido cuando la periodista Pepa Bueno ha presentado un vídeo de la entrega del Ortega y Gasset a Jesús de la Serna en su domicilio, a manos de los cuatro directores de El País a lo largo de su historia. Calificado como "una de las figuras más destacadas del periodismo español" por el jurado, De la Serna ha mandado un mensaje, desde el que ha dicho sentirse "abrumado y conmocionado", pero "muy satisfecho" por un galardón que considera premio a "la excelencia en el periodismo".
El veterano periodista, de 86 años, se ha disculpado por no acudir a la ceremonia y ha dedicado el premio a sus compañeros de oficio. "No es un premio personal o individual, porque mi trayectoria ha sido un largo camino, en donde me han acompañado decenas de periodistas, no dejaré de tenerles presentes", ha expresado emocionado, ante un auditorio que ha roto a aplaudir tras su discurso