El 'prime time' de EEUU manda en Pekín

"La lealtad es una carencia en el deporte, y con frecuencia el dinero habla demasiado alto", se ha lamentado un aparentemente ingenuo Thompson.
Y sí, los designios de NBC -tiene que salvar el cambio horario (medio día) entre China y EEUU- se imponen sobre el resto porque es la cadena que más paga. Así, la Unión Europea de Radiotelevisión (UER, a la que pertenece RTVE), compró en un paquete los Juegos de invierno de Turín de 2006 y los que arrancan el sábado en Pekín por 578 millones de euros.
El grupo NBC aprovechará los JJOO para poner en  marcha un macroproyecto de investigación de audiencias con el apoyo de Nielsen. A diario, recopilará datos del seguimiento de esta cita deportiva tanto por sus cadenas convencionales (Telemundo, MSNBC, Bravo) como en sus páginas web, vídeos bajo demanda y servicios de telefonía móvil.
Para el estudio, NBC se servirá de las 3.600 horas con que cubre Pekín 2008 y las 2.200 horas de emisiones online. Si la prueba sale bien, NBC trasladará este método de medición a su programación habitual, con informes de audiencias de todas sus plataformas.
La explotación multiplataforma se ha disparado en estos Juegos. Así, 187 países han comprado los derechos para los nuevos medios (Internet, móviles), frente a los 10 que lo hicieron en Atenas 2004.
Y el COI ha alcanzado un acuerdo con YouTube, que retransmitirá tres horas diarias de imágenes de los JJOO para 77 países donde no los cubre ninguna cadena, como India, Corea o Nigeria, con una audiencia potencial de 200 millones de personas.