Se deja comer vivo por una anaconda para Discovery Channel

Paul Rosolie es engullido por una anacondamediaset.es

.

Más de 9.000 personas se han unido a la campaña iniciada por Ben Paramonte, un vecino de San Francisco, solicitando a la cadena estadounidense Discovery Channel que no emita el programa Eaten alive, en el que una anaconda verde engulle al explorador Paul Rosolie, cubierto por un traje especial. En su petición, Ben considera que Discovery Channel "está cometiendo un abuso animal al más alto grado" y que podría matar a la serpiente, además de entender que esa imagen engullendo a una persona "reforzaría el estereotipo negativo que se tiene con los reptiles". "Los humanos no son su presa natural", ha señalado.
En los anuncios promocionales se muestra cómo Paul Rosolie sostiene a la anaconda por la cabeza como si estuviera a punto de ser atacado. "Toda mi vida he estado fascinado por las serpientes y creo que esta escena no tiene ningún valor educativo y sólo arruina la credibilidad de Discovery Channel", ha señalado Paramonte.
El propio explorador se ha defendido en las redes sociales. "Si me conoces sabes que nunca haría daño a un ser vivo. Pero tienes que ver #EatenAlive para saber cómo sucede todo", ha desafiado en Twitter Paul Rosolie.
Eaten alive (Comido vivo) es el nombre programa que Discovery Channel emitirá el 7 de diciembre a modo de documental para averiguar, en directo, qué pasará cuando el aventurero Paul Rosolie sea engullido por una anaconda gigante.
Para llevar a cabo el experimento, Rosolie se enfundará en un traje especial que le permitirá respirar en el interior del animal y que le mantendrá atado a un arnés sujeto para que puedan tirar de él cuando se produzca su rescate.
Paul Rosolie es un aventurero de 26 años que ya se ha enfrentado a especies de animales de lo más variopintas como peligrosas, en las selvas del Amazonas. El conocido como el Indiana Jones del Amazonas ha escrito, hace poco, un libro donde habla de la conservación de las especies en extinción como las anacondas.