Obama se come los restos de salmón de un oso para sobrevivir en Alaska

.

Barack Obama se ha convertido en el primer presidente de Estados Unidos en recibir un curso intensivo televisado de supervivencia. Lo ha hecho de la mano del aventurero Bear Grylls, conocido en España por su programa El último superviviente, con el que aparecerá en el programa de NBC Running wild.
En un vídeo de adelanto aparece el actual inquilino de la Casa Blanca compartiendo un poco de pescado con Grylls en plena montaña. Lo curioso es que se trata de los restos de un salmón abandonados por un oso.
"Bear es un cocinero mediocre, pero el hecho de que estuviésemos comiendo algo reconocible era alentador", bromeó Obama. "Ahora bien, el hecho de que él me contara que el pez era parte de los restos de la comida de un oso, no sé si era necesario. Podría haberse estado callado", afirma el presidente.
Obama grabó el episodio durante una reciente visita de tres días a Alaska, donde observó el efecto del cambio climático en el estado.
El episodio especial del reality show que cuenta de forma regular con la participación de estrellas de Hollywood a las que Grylls lleva a vivir aventuras al aire libre se emitirá este otoño en NBC, que aún no ha fijado una fecha específica.