Julian Assange se encontrará con "iconoclastas y visionarios" en televisión

Julian Assangemediaset.es

.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, presentará un programa de entrevistas en televisión en el que mantendrá conversaciones con políticos, pensadores y revolucionarios de todo el mundo, asegura. El programa se emitirá a través de cable, satélite y emisión terrestre desde mediados de marzo y, aunque no se ha especificado en qué países, sostiene que llegará a 600 millones de espectadores.
Según un comunicado oficial publicado en la web de Wikileaks, Assange afirma que reunirá a las "voces de la polémica", "iconoclastas y visionarios", para ofrecer "una ventana abierta al mundo del mañana" y donde expondrán sus ideas sobre la manera de asegurar un futuro más brillante.
La primera temporada de este programa, aún sin nombre, comenzará a emitirse a partir de marzo y contará con diez programas semanales de media hora de duración.
En principio no se ha anunciado en qué países se emitirá el programa, pero WikiLeaks ha facilitado un email de contacto (contact@quickrollproductions.com) para que aquellos medios de comunicación interesados en emitir el programa en cualquier parte del mundo puedan hacerse con los derechos.
En palabras de Assange se trata de un programa que dará otro punto de vista. "Es una excelente oportunidad para discutir sobre la visión de mis invitados en un nuevo estilo de programa que examina sus filosofías y su lucha de una manera más profunda y más clara que se ha hecho antes", dice el comunicado.
Además, a través de este programa, Assange explorará las posibilidades del futuro, cómo cada persona puede configurar su propio camino.
En la actualidad, Julian Assange está siendo investigado por Estados Unidos tras las revelaciones de miles de documentos, cables, confidenciales del gobierno del país. Además, también tiene pendiente en Reino Unido un proceso judicial para su extradición a Suecia, donde se le reclama por presuntos delitos de agresión sexual hacia dos colaboradoras de WikiLeaks, cargos que él mismo ha negado en numerosas ocasiones.
El pasado mes de diciembre el Tribunal Supremo de Reino Unido, la más alta instancia judicial del país, otorgó al fundador de WikiLeaks permiso para apelar su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales.