'¿Quién quiere ser millonario?' se despide de la británica ITV

'¿Quién quiere ser millonario?'mediaset.es

.

¿Quién quiere ser millonario? se ha despedido esta semana de la televisión británica. El programa llevaba más de 15 años en antena, con un centenar de versiones en más de 83 idiomas, incluida la española, y después de dar pie a la película Slumdog millionaire, dirigida por Danny Boyle y ganadora de ocho Oscar.
El popular programa nació en 1999 y su último programa ha sido emitido este lunes en ITV. Chris Tarrant, presentador del concurso durante esta década y media, se despidió de la audiencia asegurando que había disfrutado de cada minuto.
En estos 15 años de historia, sólo cinco concursantes han ganado el premio de un millón de libras (1,2 millones de euros): Judith Keppel, en 2000; David Edwards, en 2001, Robert Brydges, en 2001; Pat Gibson, en 2004 e Ingram Wilcox, en 2006. Hubo un sexto ganador, en 2001, pero el premio le fue retirado tras descubrirse que había hecho trampas.
El truco fue descubierto antes de que el programa en cuestión llegara a emitirse, y sus tres artífices, el concursante Charles Ingram, su esposa y un tercer cómplice, fueron condenados por un tribunal británico tras descubrirse que Ingram había ganado el máximo premio con la ayuda de los otros dos que, desde el público, habían elaborado un código de toses para hacerle saber las respuestas correctas.
En los últimos tiempos, el programa había dejado de emitirse regularmente y sólo se emitían especiales, principalmente con concursantes famosos que competían para ganar dinero para proyectos solidarios. Su última edición fue protagonizada por las parejas formadas por los actores James Nesbitt y el cómico Dom Joly; el ciclista Chris Hoy y el cómico Kevin Bridges; y los presentadores Rachel Riley y Dave Myers.
Quedaba la incertidumbre de saber si el programa se cerraría con un gran premio después de tantos años repartiendo dinero, pero finalmente el dúo formado por Rachel Riley y Dave Myers se equivocó en una pregunta y sólo pudieron llevarse para su causa benéfica mil libras (1.200 euros).
En su despedida, Tarrant ha dado las gracias a la audiencia por todos los "mágicos momentos" que ha vivido el equipo y se ha acordado de todos los concursantes que han pasado por el programa.